Amazon, Apple y Netflix: ¿adiós a una burbuja de XXX millones?

Amazon, Apple, Netflix, Facebook y Google: ¿una burbuja de tres billones?

stop

Las compañías FAANG han empujado a Wall Street al nivel de cotización más alto de su historia, pero diferentes voces alertan de un posible fin de ciclo

Barcelona, 10 de septiembre de 2018 (04:55 CET)

Son los reyes de la bolsa. Las FAANG, acrónimo que componen las cinco empresas tecnológicas de referencia (Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Google), acumulan un lustro de revalorización en el parqué a triple dígito y suman 3,4 billones de capitalización bursátil. Pero, ¿cuándo terminará su crecimiento? Cada vez hay más voces que, tras observar diferentes síntomas, señalan un final de ciclo, si bien ya hay otras que empiezan a apostar por su caída.

El rally de este quinteto ha empujado a Wall Street al nivel más alto de su historia, concretamente la mejor racha nunca vivida desde la década de los noventa, la que terminó, precisamente, con el estallido de la burbuja puntocom en marzo del 2000.

Apple y Amazon, cuya valoración conjunta supera a todo el DAX alemán y el IBEX, son los máximos exponentes. La compañía de Jeff Bezos fue la última en entrar el selecto club de compañías valoradas en un billón de dólares, cuando la pasada semana alcanzó dicho umbral. La firma de Tim Cook, por su parte, lo consiguió justo un mes antes, concretamente el 2 de agosto.

Los síntomas para la precaución

Pese a todo, los peligros acechan. El analista Rafael Ojeda habla sobre las señales que alertan de un efecto burbuja, como es el enorme beneficio por acción (PER, por sus siglas en inglés) de estas compañías, que se sitúa en cotas irracionales.

“Están cotizando 50 o 60 veces sus beneficios, algo que no es real. Los analistas no pueden pensar que Facebook, por ejemplo, va a seguir creciendo sine die", explica sobre la red social que, de hecho, en sus últimos resultados evidencia un estancamiento para incrementar el volumen de usuarios. “En la bolsa americana tradicional se observan cifras mucho más lógicas”.

Ojeda, al respecto, añade otro fáctor de incertidumbre. “Las tecnológicas, sobre todo cuando empiezan, no ganan dinero. Es decir, "no son rentables”. Por ello, sentencia –y así lo prueban los datos históricos–, “nunca reparten dividendos”, algo que ahuyenta habitualmente a los inversores.

Entonces, ¿qué hacen? “Todo lo ganado lo vuelven a invertir para no quedarse atrás en la carrera tecnológica o, en segundo lugar, para absorber a la competencia”. Así, se ve cómo tres de las FAANG (Amazon, Facebook y Google) acumulan este año en caja aproximadamente 289.251 millones de dólares.

El analista avisa a futuros inversores. “Salir a bolsa ahora es un momento difícil, sobre todo si se busca la confianza del mercado cuando éste debe decidir si apuesta por una compañía de la que no tiene datos históricos”, afirma sobre el momento actual, en el que el ciclo alcista para haber tocado techo y los índices pueden empezar a darse la vuelta de un día para otro.

Los ‘osos’ de Wall Street esperan la caída

Otros actores del mercado han dejado las palabras de lado para pasar a la acción. El número de posiciones bajistas en las FAANG, capitalizados por los fondos de cobertura, se incrementaron un 42% respecto al pasado año, hasta los 37.000 millones de dólares, de acuerdo con los últimos datos recopilados por Bloomberg.

Las posiciones 'a corto' sobre las FAANG ha aumentado un 42% en el último año

También alertan los gurús. El último en pronunciarse fue Yves Choueifaty, uno de los gestores anti índices más conocidos. Choueifaty,  presidente y consejero delegado de la gestora de fondos TOBAM, advierte a los inversores del peligro que corren siguiendo a los índices de bolsa americanos. Su receta es empezar a salir o, al menos, reducir la exposición.

Y es que, además, todas las tecnológicas tienen puntos débiles a cubrir. Facebook debe lidiar con la política de privacidad, cuyo endurecimiento ha liderado la Unión Europea; Google, que tiene problemas similares, debe además hacer frente a las críticas por su regreso a China bajo la censura del gobierno, o Amazon, que está siempre acosado por Donald Trump y despierta dudas en algunas de sus nuevas líneas de negocio.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad