Amancio Ortega y su hija Sandra

Amancio y Sandra Ortega: dos modelos opuestos de obra social

stop

Paideia y la Fundación Amancio Ortega muestran dos modelos dispares en financiación, equipamiento y proyectos para la obra social de los más ricos de España

en A Coruña, 11 de noviembre de 2018 (05:00 CET)

Dos instituciones de referencia en Galicia por la labor que desempeñan, representan también dos enfoques diferenciados para el desarrollo de la obra social del hombre y la mujer más acaudalados de España. Paideia Galiza y la Fundación Amancio Ortega se diferencian en la forma de obtener recursos para financiar sus programas, en el tipo de proyectos que desarrollan y hasta en el equipamiento de las instituciones, muy importante en el caso de la entidad que creó Rosalía Mera, frente al modelo de donativos a terceros que lleva a cabo el primer accionista de Inditex.

También se distinguen en tamaño. Amancio Ortega sostiene con los dividendos de la multinacional la mayor fundación de Galicia, con una inversión social comprometida de 361,4 millones hasta 2022. Es poco más que la mitad del dividendo que cobra en un año el fundador de Zara, pero inasumible para cualquier otra entidad similar de Galicia, incluida la Fundación Barrié, antaño muy poderosa por los ingresos procedentes del Banco Popular en dividendos y alquileres, o Afundación, también mermada tras la quiebra de las cajas.

La financiación de las fundaciones

Paideia Galiza tiene este año un presupuesto de poco más de dos millones, de los que Sandra Ortega aporta en torno a medio millón. Paideia es una de las fundaciones que más ingresa por su propia actividad, 1,2 millones este ejercicio procedentes de ventas, arrendamientos, prestación de servicios y una parte menor de ingresos financieros. Adicionalmente, recibe subvenciones de Xunta y Deputación de A Coruña, capta fondos europeos y mantiene colaboraciones con Repsol, Abanca o Kutxabank. Entre todos consigue en torno a 400.000 euros.

La Fundación Amancio Ortega, en cambio, recibe la práctica totalidad de sus fondos a través de Pontegadea, el brazo inversor del fundador de Inditex y donde recibe el grueso del dividendo de la multinacional. Menos del 10% del presupuesto representan los ingresos financieros, básicamente imposiciones a plazo fijo en entidades crediticias. Entre 2013 y 2017, los ingresos financieros aportaron 3,2 millones.

Los proyectos

La captación de fondos y la generación de ingresos de Paideia tienen que ver con el tipo de proyectos que desarrolla. El grueso del presupuesto se destina al emprendimiento en tres áreas: empresarial, cultural y social. Posee un estudio de grabación y un centro de iniciativas empresariales en el polígono coruñés de Pocomaco y un coworking en Padrón, todos bajo el paraguas de Mans. También mantiene un grupo de empresas de economía social, Trébore, dedicado a la integración laboral de personas con discapacidad. En desarrollo territorial lidera la asociación Deloa, que opera en las comarcas coruñesas de Barbanza, Noia, Sar y el ayuntamiento de Muros; y Cultigar, un laboratorio de biotecnología vegetal con sede en Brión (A Coruña).

Como la Fundación Amancio Ortega, tiene programas de voluntariado internacional y de formación internacional para jóvenes, pero representa un modelo muy diferente. Los grandes y millonarios proyectos de la obra social del fundador de Inditex han sido en colaboración con la administración pública o con otras entidades sociales. Un ejemplo es la donación de 300 millones para equipos oncológicos del sistema público de salud.

Las aportaciones millonarias de Amancio Ortega

Si buena parte de la obra social de Sandra Ortega cuenta con el equipamiento propio de la Fundación Paideia, su padre optó por equipar a otros, como en la financiación de la nueva sede de la institución benéfica Padre Rubinos (36,5 millones) o en el programa de financiación de escuelas infantiles de la Xunta, todavía en desarrollo (32 millones).

Fondos para la residencia de personas dependientes de Aspronaga, financiación para la construcción de un centro de Aspace, 7,3 millones para la nueva sede de Proxecto Home Galicia… y así hasta una docena de colaboraciones ha ejecutado la Fundación Amancio Ortega, que tiene como proyectos más constantes los que desarrolla en el área de educación, como el programa de becas para estudios de ESO y Bachillerato en Estados Unidos y Canadá. En este programa había invertido 28 millones hasta 2017. 

El patronato de las fundaciones

También en el patronato de las fundaciones hay diferencias. A diferencia de su madre, Sandra Ortega ha dejado al vicepresidente de Paideia, Guillermo Vergara, como cara más visible de la institución. Mantiene a José Leyte, el guardián de las finanzas de Rosalía Mera y ahora de su hija, como vocal, pero reserva asiento para personas externas del mundo de la economía o las ciencias de la salud. Es el caso del psiquiatra Federico Méndez Osorio; del fundador de Analistas Financieros Internacionales, Emilio Ontiveros; o del doctor en Derecho y experto en bioética sanitaria, José Antonio Seoane. Todos son vocales en el patronato de Paideia.

Amancio Ortega, en cambio, se rodea su family office particular, su grupo de confianza en Inditex y Pontegadea. Además de su mujer, Flora Pérez -el rostro más visible de la fundación- y su hija Marta, en el patronato está el presidente de Inditex, Pablo Isla; el vicepresidente de la multinacional y de Pontegadea, José Arnau; y el secretario del consejo de Inditex, Antonio Abril.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad