Amancio Ortega suma inversiones por valor de más de 15 millones en su apuesta biotecnológica

stop

El fundador de Inditex espera recuperar su inversión en el proyecto CIMA de la Universidad de Navarra a través de Digna Biotech, la empresa que desarrolla las patentes sobre la detención precoz de enfermedades

Amancio Ortega

04 de septiembre de 2013 (18:05 CET)

Las inversiones en biotecnología se hacen siempre a largo plazo, con la vista puesta en el futuro. Lo sabe bien Amancio Ortega. Su sociedad Pontegadea Biotecnológica, de la que es el principal accionista junto a su mujer, Flora Pérez Marcote y el vicepresidente de Inditex, José Arnau, cerró el ejercicio 2012 con unas pérdidas que superaron los tres millones de euros. En 2011, los números rojos ascendieron ya a 658.000 euros.

Ortega fundó Pontegadea Biotecnológica en 2002. Su objeto social es la “adquisición, tenencia, explotación y comercialización de patentes, invenciones científicas de cualquier ámbito y, en particular de la salud humana”. Desde su nacimiento, la división biotecnológica de su holding inmobiliio, Pontegadea, estuvo ligada a un proyecto que desarrolla la Universidad de Navarra, en el que ha invertido más de 15 millones de euros a lo largo de una década.

Proyecto CIMA

La sociedad de Ortega desarrolla una parte muy significativa de sus actividad a través de una participación del 10% en una Unión Temporal de Empresas (UTE) que sustenta el Proyecto CIMA, que lleva a cabo la Universidad de Navarra, y cuyo objeto es la investigación de nuevos métodos de diagnóstico precoz y desarrollo de productos farmacológicos para ayudar a la curación de enfermedades.

La duración de la UTE se estableció en 10 años desde el 3 de junio de 2003, cuando se formó. Los socios no han previsto la prolongación de esa unión, por lo que según la memoria de resultados de Pontegadea Biotecnológica, este año se procederá a la liquidación y disolución de la misma.

El presupuesto total del proyecto era de 152,4 millones de euros, a financiar por los socios en 10 años. De ellos, Pontegadea aportó más de 15,2 millones de euros.

Las fortunas apuestan por Digna Biotech

No obstante, derivado del proyecto CIMA, surgió la empresa Digna Biotech, la encargada de desarrollar las patentes que obtuviese el centro de investigación con sus estudios. La sociedad no sólo está participada por Amancio Ortega. Entre sus inversores se encuentran destacados empresarios, como Alicia Koplowitz, José María Castellano o Javier Ungría. La sociedad Cinamar de El Corte Inglés o Ciérvana del grupo BBVA también se cuentan entre sus accionistas.

Con esta empresa es con la que el fundador de Inditex espera recuperar la inversión hecha durante todos estos años en el sector de la biotecnología. En 2012, Pontegadea Biotecnológica otorgó préstamos participativos con vencimientos a largo plazo a Digna Biotech por valor de 930.000 euros.

“La participación del 9,83% del capital social del Proyecto de Biomedicina CIMA SL confiere a Pontegadea derechos políticos y económicos equivalentes a 8% del capital social de Digna Biotech”, se explica en la memoria de la compañía, auditada por KPMG.

Ortega sanea su biotecnológica

Pero, mientras Ortega espera a que su apuesta acabe por dar frutos, ha saneado su compañía. Este 2013, una vez cerrado el año anterior con pérdidas que superaron los tres millones de euros, Pontegadea Biotecnológica realizó una operación acordeón con la que saneó sus cuentas.

Con un capital que superaba los seis millones de euros, acometió una reducción por valor de 5.945.940 euros, y una posterior ampliación de 596.310 euros. Su capital social quedó así establecido en 656.370 euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad