Amancio Ortega sigue a lo suyo: fusiona Pontegadea y Gartler, con la que controla Inditex

stop

SIMPLIFICACIÓN DEL HOLDING PATRIMONIAL

El fundador de Inditex, Amancio Ortega, junto al edificio de Primark en Londres, propiedad de Pontegadea

en A Coruña, 24 de octubre de 2015 (01:03 CET)

La discreción es una virtud que debería incorporar el nombre de Amacio Ortega como definición. El empresario, que el pasado viernes se convertía por unos momentos en el hombre más rico del mundo según la lista de Forbes, no se preocupó lo más mínimo por alardear de tal logro. Al contrario, siguió concentrado en su vida y su trabajo.

Ese mismo día, el Boletín Oficial del Registro Mercantil anunciaba la fusión por absorción de Gartler, la sociedad con la que controlaba el 50,01% de Inditex, por parte de Pontegadea Inversiones, el holding patrimonial de Ortega. Recogía así el acuerdo alcanzado el pasado 20 de octubre por las juntas generales de ambas entidades, que conlleva además la disolución de la sociedad absorbida una vez se cumplan los plazos legales.

Estructura más simple

Fuentes próximas a Pontegadea señalan que la operación "es un paso más en la simplificación de la estructura societaria" que nada tiene que ver con una hipotética salida a Bolsa, como apuntaban recientemente algunos medios.

Queda todavía colgando la sociedad Partler 2006, que el pasado mes de julio absorbía a su vez su división inmobiliaria, Partler 2006 Desarrollos Inmobiliarios. A través de esta filial, Ortega controla otro 9,28% de Inditex. Su hija, Marta, es consejera y vicepresidenta de esta sociedad.

Un gigante con presencia internacional

Pontegadea, el brazo inversor de Ortega en el que figuran José Arnau Sierra, su hombre de confianza, y su mujer, Flora Pérez Marcote, como consejeros, tiene innumerables inmuebles repartidos por todo el mundo, muchos de ellos ligados a la actividad comercial de Inditex.

En 2014, su patrimonio rondaba los 8.000 millones de euros, mientras que sus beneficios alcanzaron los 735 millones de euros. Buena parte de esta cantidad son fruto de los dividendos generados por las acciones de la multinacional textil controladas hasta ahora por Gartler.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad