Amancio Ortega irrumpe en el sector forestal a través de Pontegadea

stop

El grupo del fundador de Inditex promueve Sobrado Forestal 2014, que se dedicará a la mejora en la producción de cultivos autóctonos como la castaña y a la que inyecta 1,2 millones

Amancio Ortega

en A Coruña , 16 de diciembre de 2015 (04:00 CET)

De los inmuebles emblemáticos en medio mundo a los cultivos autóctonos en su tierra. Amancio Ortega, el fundador del imperio Inditex, sigue abriendo mercados. Y lo hace a través de Pontegadea, el brazo inversor del holding. Esta vez no se trata de la apertura de una nueva tienda del grupo, ni de la compra de un edificio en una de las mejores avenidas del planeta. Ha preferido quedarse cerca de casa y apostar por el medio rural gallego, concretamente por la producción de castaña.

En julio del pasado año creó la sociedad Sobrado Forestal 2014 S.L. con un capital inicial del 3.000 euros y domicilio social en la ciudad de A Coruña. Lo hizo a través de Pontegadea, la firma con la que controla parte de su participación en el gigante textil. Ahora, y según consta en el Registro Mercantil, ha decidido dar un nuevo impulso a la sociedad e inyectar 1,2 millones de euros más a través de una ampliación de capital.

Ejecutivos clave del grupo

Ortega se ha tomado en serio el proyecto. Al menos, si se tiene en cuenta a los ejecutivos que ha puesto al frente de Sobrado Forestal 2014. José Arnau Sierra, su mano derecha, máximo responsable de Pontegadea y vicepresidente de Inditex, releva a José Mariano Rivas Ruíz como administrador único de la firma. Además, Jaime Carro Merchán, pasa a ser apoderado de la sociedad, una prueba de la importancia que da a la iniciativa a través de su equipo. Jaime Carro se había hecho cargo en su día de la gestión de la firma del jinete Sergio Álvarez Moya, separado actualmente de Marta Ortega, hija y ojo derecho del fundador de Inditex.

Fuentes próximas a la sociedad explicaron a Economía Digital que los cambios responden a una "mera cuestión formal sin mayor trascendencia". También indicaron que esta primera incursión de Pontegadea en el sector forestal pretende convertirse en un referente en el medio rural gallego.

El proyecto forestal

La zona de Sobrado ha sido la elegida para poner en marcha una explotación con árboles autóctonos para la producción de castañas. Es un proyecto innovador que busca generar actividad económica en el rural.

"La innovación y la sostenibilidad, tanto medioambiental como económica", serán los ejes sobre los que girará esta iniciativa, que todavía se encuentra en una fase inicial, apuntan estas mismas fuentes. De momento no quieren facilitar más datos, pero adelantan que será una experiencia "modélica desde todos los puntos de vista".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad