Amancio Ortega crea Pontegadea 2015 para canalizar las nuevas inversiones de su holding

stop

El empresario textil simplifica también la estructura de Partler 2006 con la absorción de su división inmobiliaria

Fachada del número 32 de la Gran Vía madrileña, propiedad de Pontegadea | EFE

A Coruña, 23 de diciembre de 2015 (01:24 CET)

Amancio Ortega continúa con la reorganización de Pontegadea, su brazo inversor. Después de culminar la absorción de Gartler, la sociedad con la que controlaba más del 50% de Inditex por parte de la matriz, el fundador del imperio textil prosigue con la simplificación de la estructura de la sociedad. El último paso ha sido la fusión por absorción de Partler 2006 Desarrollos Inmobiliarios por Partler 2006, la firma bajo la que gestiona todavía otro 9,28% del gigante de la moda.

No obstante, este movimiento, publicado en la edición de este martes del Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme) no es el más significativo, sino el que tiene que ver con Pontegadea Biotecnológica S.L. Esta es la denominación original de una sociedad ociosa del holding de Ortega que ahora ha renombrado como Pontegadea 2015 SL y a la que ha inyectado la nada desdeñable suma de 26,1 millones de euros en su capital, superando así el umbral de los 29 millones.

Financiación interna

Fuentes próximas a la compañía explican que dicha sociedad había quedado inactiva y que, para no inducir a error con la nueva finalidad de la misma, se ha optado por cambiar el nombre. "Pontegadea necesitaba ubicar operaciones de financiación interna en alguna sociedad. Se ha utilizado ésta, se le ha cambiado la denominación y se ha procedido a una ampliación de capital para desarrollar esas actividades", apuntan estas mismas fuentes.

Pontegadea 2015 permitirá al holding de Amancio Ortega contar con un instrumento de financiación interno, una herramienta para canalizar los fondos en función de las necesidades de cada división.

Desde la compañía reconocen que no existe necesidad de financiación externa, pero dentro del grupo "puede haber necesidades de financiación en una sociedad o en otra". No será, por tanto, una firma más que ejecute operaciones de compra-venta, sino la que aporte el capital. "Lo que haga después cada sociedad con los fondos dependerá de la política de cada una de ellas", aclaran.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad