Amancio Ortega colocó a su equipo en la empresa de Sergio Álvarez tras la boda con Marta

stop

Cinco meses después del enlace, uno de los hombres de confianza del fundador de Inditex fue designado para llevar las riendas de Álvarez Moya Horses SL, que tiene su base en Arteixo

Amancio Ortega, su hija Marta y Sergio Álvarez Moya

A Coruña, 20 de enero de 2015 (20:24 CET)

Tras su separación de Marta Ortega, Sergio Álvarez no solo acomete el traslado de sus caballos desde Casas Novas, el recinto hípico de los Ortega. El jinete asturiano también tendrá que afrontar el eventual cambio de domicilio de la sociedad que gestiona, Álvarez Horses SL, creada en Madrid en 2005, pero domiciliada desde un año antes de su boda con la benjamina de los Ortega en Larín, Arteixo, donde está el complejo de saltos.

La boda con Marta Ortega no alejó a Sergio del mundo de los negocios relacionados con la hípica, como algunos dan por hecho, pero sí tuvo que afrontar diversos cambios. Entre ellos, el nuevo domicilio en Casas Novas de la sociedad que hasta entonces gestionaba con su hermano, Julio César Álvarez Moya. En mayo de 2011 salía Julio César de la gestión de Álvarez Moya Horses SL, que dos meses más tarde se trasladaría de Madrid a Arteixo.

Una gestión supervisada

Sergio Álvarez es actual el administrador y accionista único de la sociedad, que tiene por objeto "la compraventa, cría y reproducción y venta de semen de animales de raza equina, así como su entrenamiento, preparación y participación en competiciones deportivas". Pero, desde la salida de su hermano, un año antes de la boda, el jinete no ha estado solo en la gestión. De hecho, según figura en el Registro Mercantil, siete meses después del enlace con la benjamina de Amancio Ortega, desde el entorno de Inditex se decidió designar a un apoderado de máxima confianza de la familia.

Sergio Álvarez y Marta Ortega se casaron en febrero de 2012. En agosto de ese mismo año era nombrado Jaime Carro Merchán apoderado de Álvarez Moya Horses. Carro Merchán, vinculado a Inditex desde los noventa, es actualmetne uno de los principales ejecutivos de Pontegadea, el brazo inversor de Amancio Ortega en otros sectores al margen del textil, así como apoderado en diversas sociedades patrimoniales de la familia. Desde Pontegadea se encargaron incluso de elaborar y presentar en los últimos años las cuentas de la empresa del ya ex yerno de Ortega.

De los saltos a la venta de semen

A Sergio Álvarez no solo le ha ido bien en el mundo de los saltos. Desde su boda con Marta Ortega, hasta su separación en diciembre pasado, al jinete asturiano también le ha ido bien en los negocios, relacionados con el mundo de la hípica. Álvarez Moya Horses cerró 2013 con unas ventas de 1,4 millones de euros, triplicando los ingresos de 491.000 euros obtenidos en 2012. Fue la venta de un caballo, por algo más de un millón de euros, lo que explica el salto en la facturación. Todo ello le llevó a presentar unos beneficios netos de 413.000 euros, frente a los escasos resultados de 23.700 obtenidos un año antes.

En la memoria de la sociead de Sergio Álvarez, presentada en el Registro Mercantil desde Pontegadea, se detalla que los ingresos del jinete por premios en concursos hípicos ascendieron en 2013 a 238.800 euros, cuando habían sido 412.00 euros los ingresados por este concepto un año antes, en 2012. La venta de semen también es un negocio para la sociedad de Sergio Álvarez. Ingresa por ello casi tanto como por premios hípicos. La comercialización de semen de sus caballos permitió a Álvarez Moyoa Horses SL ingresar en 2013 unos 210.000 euros. Un año antes habían sido 79.500 euros por este concepto.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad