Amancio Ortega y José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica / ED

Amancio Ortega ahoga sus penas en bolsa con los beneficios de Telxius

Pontegadea, accionista de referencia de Telxius, desembarca con dos de sus primeros espadas en el consejo de una filial conjunta con Telefónica

En el universo Inditex el sol puede salir por el quicio de cualquier inversión. Las penurias que atraviesa en bolsa el gigante textil, que este jueves firmó otra caída del 5%, hasta acumular un descenso semanal del 7,7%, contrastan con las alegrías que comienzan a dar algunas de las más recientes apuestas de Amancio Ortega. Una de ellas es Telxius, la filial de Telefónica que cuenta desde este verano con Pontegadea como accionista de referencia.

Si el desplome en bolsa de Inditex supone este año un recorte del 19,6% en su cotización, alentado en gran medida por recomendaciones de analistas, como ha sido el caso de este jueves con Credit Suisse, las penas comienzan a no ser tantas si se analizan los resultados de Telxius, de la que Pontegadea tiene un 9,9%.

Las alegrías del cable de Telxius

Los ingresos de la filial de infraestructuras de Telefónica alcanzaron en los nueve primeros meses del año los 597 millones de euros, lo que supone un 9,1% más que la facturación registrada en enero y septiembre de 2017. El avance se sustentó en el despliegue de nuevas torres de telecomunicaciones y la puesta en servicio del cable submarino, denominado Brusa, que conecta Estados Unidos, Puerto Rico y Brasil. Solo en el tercer trimestre las ventas de Telxius se situaron en 231 millones.

El beneficio bruto antes de amortizaciones de Telxius alcanzó los 107 millones de euros en el tercer trimestre, un 29,1% más, mientras que en los nueve primeros meses fue de 280 millones de euros, con un alza del 6,9%.

Telefónica transmitió el pasado mes de julio  a Pontegadea una participación indirecta del 9,99% del capital social de Telxius por un importe de 379 millones, en lo que representó la primera incursión seria del fundador de Inditex al margen del ladrillo, territorio habitual de la reinversión de los dividendos que le reporta el grupo textil.

El desembarco de Amancio Ortega

La inversión de Ortega se materializó a través de su desembarco en una filial conjunta con Telefónica, denominada Pontel Participaciones SL. El control de un paquete del 16,65% del capital de Pontel otorga a Ortega esa participación indirecta del 9,99% en el accionariado de Telxius. Pontel ha impulsado la creación de un consejo de administración en el que han desembarcado dos hombres fuertes de Pontegadea.

A finales de septiembre se formalizaba la constitución del consejo de la filial instrumental, presidido por Guillermo Ansaldo, un ejecutivo de Telefónica. Y al órgano de administración se incorporaban, por parte del grupo Ortega, su primer ejecutivo en Pontegadea y vicepresidente de Inditex, José Arnau Sierra, y Roberto Cibeira, consejero delegado de Pontegadea Inmobiliaria, que a partir de ahora ocupa también el puesto de vicesecretario del consejo de Pontel.

Un artículo de X.R.M.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad