Alvariño: "Quisieron que fuera un florero en la patronal"

stop

El presidente de la CEG dice que convoca elecciones por "responsabilidad institucional" y para acabar con las "filtraciones"; considera que una parte de los empresarios han actuado con deslealtad y con la intención de desmantelar la Confederación

José Manuel Fernández Alvariño

en A Coruña, 31 de octubre de 2015 (15:24 CET)

La patronal gallega afrontará nuevas elecciones dos años y medio después de que José Manuel Fernández Alvariño arrebatara la presidencia a Antonio Fontenla. El actual presidente decidió adelantar la elección ante el bloqueo a las cuentas de la institución por una parte de las provinciales, lo que estaba llevando a la CEG a una situación límite. Alvariño dice que convoca "por responsabilidad institucional". "Yo estaba aguantando y mientras había personas que estaban filtrando mentiras", zanja.

"Las cuentas están auditadas y sin ningún tipo de salvedad. Son cuentas de 2014 --las últimas que dejó Antonio Fontenla en su etapa al frente de la patronal-- que se suponía que tenían un resultado positivo de 600.000 euros y al final era un resultado negativo de 500.000 euros. El 15 de junio, y como veo que no hay consenso para aprobarlas, pido a alguien que emita un informe –fue a la Confederación de Empresarios de A Coruña-- y el día 2 de noviembre todavía no tendré ese informe en mi poder", expone como imagen de la situación de bloqueo.

En riesgo el papel de la CEG

La paralización del balance anual llevaba a la patronal a un complejo escenario, pues podía enfrentarse a una demanda al no aprobar las cuentas antes de que finalizase el año. Alvariño matiza que no son sus cuentas sino las de la institución, y que la responsabilidad recaería sobre la junta directiva. Entonces "quienes las bloquearon" tendrían que dar explicaciones. Pero antes que llegar a eso, perfirió convocar elecciones, entre otros motivos, porque percibía que se intentaba "desmantelar" la patronal.

- Quisieron que fuera un florero en la CEG y yo les ofrecí cogobernar y buscar la unión, fortalecer la institución. Nunca tuve respuesta oficial.

- ¿Se refiere a vaciar la confederación de competencias, a un papel meramente representativo?

- Sí. A que hemos reducido la plantilla de 50 a 19 personas, un equipo humano magnífico, y me planteaban quedarme con cuatro o seis, o incluso menos.

Carta por los contratos de la patronal

La guerra interna que mantenían las confederaciones de A Coruña y Lugo, además de varias sectoriales de Pontevedra, con el actual presidente se intensificó en marzo. Tras las elecciones a la CEP, se filtraron a los medios los contratos de la patronal con sociedades del empresario vigués.

Alvariño ha decidido enviar una carta a los miembros de la Asamblea Xeral y del comité asesor, explicando que esos contratos fueron aprobados en comité ejecutivo y junta directiva, y que su finalidad no era otra que ahorrar dinero a la patronal.

Las nóminas están cubiertas hasta mayo

El presidente defiende que actuó con transparencia, que creó una comisión económica con las provinciales que no existía hasta su llegada y que defiende una confederación nada presidencialista. Le cuesta entender por qué el presidente de los empresarios coruñeses, Antonio Fontenla, y el secretario de los empresarios lucenses, Jaime Luis López Vázquez, no asisten a las reuniones –"no me han dado ninguna explicación"-- y advierte: "Quienes creen en guerras personales se equivocan y están siendo desleales a la institución".

Alvariño asegura que la viabilidad de la CEG, las presumibles tensiones de tesorería por el bloqueo a las cuentas, está asegurada. "Con la partida de 650.000 euros de la aportación de la Xunta, tenemos para pagar las nóminas por lo menos hasta mayo", dice. Asegura que cuenta con el apoyo de los bancos para acometer una refinanciación ya que dan por buenos los balances basándose en la auditoría. "La banca no pone ningún problema", zanja, lo que equivale a decir que las mismas cuentas que rechaza la junta directiva de la patronal, son aceptadas por las entidades financieras.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad