Alvariño propone un gobierno colegiado para salvar su puesto en la CEG

stop

El presidente de los empresarios lanza un plan de viabilidad en la patronal para intentar evitar su recusación en la próxima asamblea, que se celebrará en un mes

José Manuel Fernández Alvariño

en A Coruña, 15 de octubre de 2015 (19:06 CET)

José Manuel Fernández Alvariño luchará por mantener su puesto en la patronal. La reunión clave convocada para este jueves comenzó con un plantón del sector más crítico al empresario vigués, las confederaciones de A Coruña y Lugo, que no acudieron a la cita. El presidente de la CEG planteó ante Jorge Cebreiros y José Manuel Pérez Canal, los presidentes de Vigo y Ourense respectivamente, una nueva hoja de ruta para la institución.

El plan de Alvariño pasa por establecer un "gobierno colegiado" en la CEG, en el que junto al presidente de la Confederación, también participen los cuatro vicepresidentes para la toma de decisiones de forma coordinada, así como por encargar al secretario general un plan de viabilidad "consensuado por todos".

Asamblea, en un mes

La propuesta coincide con el momento de mayor debilidad del presidente de la patronal, con una parte mayoritaria de los empresarios pidiendo su salida. Las direcciones provinciales lo conminaron a convocar la Asamblea Xeral, que debe celebrarse antes de que acabe el año, lo antes posible. Alvariño se comprometió a convocarla en un mes.

En esa asamblea, el actual presidente se enfrenta a un posible rechazo mayoritario de su gestión, en forma de recusación y negando la aprobación de las cuentas y el presupuesto de la CEG, todavía pendientes del visto bueno de los empresarios.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad