Alvariño claudica y convoca elecciones a la patronal

stop

El presidente de la CEG decide acortar su mandato tras quedarse sin apoyos para sacar adelante las cuentas y tras otro plantó de A Coruña y Lugo

José Manuel Fernández Alvariño

en A Coruña, 30 de octubre de 2015 (20:14 CET)

Se acaba la guerra interna que desde hace meses paraliza la patronal. José Manuel Fernández Alvariño ha decidido adelantar las elecciones, dos años después de arrebatarle la presidencia a Antonio Fontenla. El empresario vigués se ha quedado solo al frente de la CEG, sin los apoyos suficientes para sacar adelante las cuentas y presupuestos de la institución.

Su última propuesta, que la patronal funcione con una dirección colegiada y el poder repartido entre las cuatro provinciales y el propio Alvariño, ha caído en saco roto. Los empresarios de A Coruña, Lugo, Ourense y Pontevedra estaban cansados de la batalla interna, que llevó a la parálisis a la institución. A la oposición inicial de las confederaciones del norte, se sumó la de Ourense, dando la puntilla al empresario vigués.

Alvariño convoca elecciones pero no pone fecha, por el momento. Las previsiones que se manejaban anteriormente era realizarlas en el primer trimestre del año próximo, suponiendo que se forzase la salida del actual presidente. El anuncio, a través de un comunicado emitido por la CEG, llega después de que A Coruña y Lugo volvieran a plantar a Alvariño en una reunión del comité ejecutivo.

"Ante la posición de algunas organizaciones empresariales de bloqueo de las cuentas de la Confederación, el presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia, José Manuel Fernández Alvariño, ha tomado la decisión de convocar elecciones a la presidencia de la CEG, según el calendario que corresponda", dice escuetamente la nota.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad