Trabajadores de Alcoa durante una protesta en Madrid ante el Ministerio de Industria / EFE

Aludium, gran favorita en la contrarreloj por las plantas de Alcoa

Liberty House y Quantum, los dos fondos de inversión que pujan por las fábricas, no gustan en la mesa de negociación de la venta

Aludium, la compañía que compró a Alcoa las plantas de Amorebieta (Vizcaya), Alicante y Castelsarrasin (Francia) en 2015, y puja de nuevo en la subasta activada por el grupo aluminero, se encuentra entre las más firmes candidatas para hacerse con las fábricas, sin que haya transcendido hasta el momento si opta a adquirir solo una o las dos, A Coruña y Avilés.

Enfrente tiene a dos fondos de inversión, Liberty House y Quantum, que generan recelos en la mesa de negociación a cinco bandas (dos gobiernos autonómicos, trabajadores, ministerio y la propia Alcoa). La última en incorporarse a la puja es el grupo Glencore, un trader de materias primas internacional con sede en Suiza.

Los fondos no gustan

Liberty House y Quantum, que se suman a otras ofertas no vinculantes realizadas hasta el momento, como la de la española Cunext, con menos posibilidades, tienen enfrente la oposición de trabajadores y Xunta, que quieren accionistas estables que lleguen con un plan de negocio a largo plazo bajo el brazo. El recelo vendría por el escaso tiempo de permanencia de los fondos, entre cuatro y cinco años, en el capital de las empresas en las que invierten, siempre buscando una rentabilidad a medio plazo.  

También de capital norteamericano, como Alcoa, Aludium es algo más que el grupo que firmó la compra de las tres plantas de la compañía en 2015. Cuando se produjo la otra ronda de contactos para materializar las desinversiones en A Coruña y San Cibrao, en mayo de 2016, los directivos de Aludium ya visitaron las instalaciones gallegas, que conocen bien, además por tratarse de clientes de Alcoa.

El crecimiento de Aludium

Atlas, con sede en Connecticut (EEUU), y presente en España a través de Aludium, tiene un objetivo: seguir creciendo. La compañía considera uno de sus mercados principales el de la distribución. Mientras que otros competidores están abandonando este segmento, Aludium tiene la clara visión a largo plazo de centrarse en la distribución dentro del mercado europeo, complementaria con la actividad fabril, plan en el que encajarían las plantas ahora en liza.

Desde la compra de las plantas de Alicante y Amorebieta, trasvase de directivos incluido, Aludium se convirtió en uno de los mejores socios comerciales de Alcoa,  Con Atlas, Aludium impulsó desde entonces un plan de inversiones de 59 millones en las tres factorías que culminó el año pasado: 33 millones se destinaron a Amorebieta, 21 millones en Alicante y otros 5 en Castellsarrasin.

Los ingresos de Aludium cerraron el año pasado en torno a los 650 millones, de los que 404 millones los aporta Amorebieta, cliente también de Alcoa en San Cribrao, y otros 220 millones de ventas Alicante. Ambas plantas se nutren del aluminio primario suministrado por Alcoa, para aportar valor a través de su transformación. Es, a priori, el actor mejor posicionado en esta contrarreloj.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad