Altia prevé invertir 2 millones de euros hasta 2017 para impulsar su crecimiento

stop

El plan de negocio de la consultora tecnológica contempla un beneficio neto de 8,1 millones de euros el próximo año, después de un 2016 marcado por las inversiones

Tino Fernández, en el centro, en la junta de accionistas de Altia

en A Coruña, 29 de junio de 2016 (00:05 CET)

Altia afronta su futuro con optimismo y con la seguridad que le da el crecimiento de los últimos años y una sólida cartera de clientes. Pero la consultora tecnológica presidida por Tino Fernández no se conforma con quedarse ahí. Por este motivo, prevé invertir en hasta 2017 cerca de dos millones de euros para seguir creciendo "de manera ordenada y con márgenes sostenibles"

Las claves para mantener la tendencia figuran en el plan de negocio presentado por la empresa para los ejercicios 2016 y 2017, y pasan fundamentalmente por aumentar la cartera de clientes y consolidar los ya existentes; desarrollar negocio en sectores donde no tiene presencia en la actualidad o es testimonial, como el turismo o los puertos, y también por reducir el endeudamiento y generar flujos de caja.

Según el documento, publicado este martes como hecho relevante en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), 2016 será un año de inversiones y de reorganización de áreas de negocio "cuyo funcionamiento no es óptimo".

Cogiendo fuerzas

El aumento del gasto salarial, los costes directos derivados de nuevos negocios y las compras de software y hardware, sumados a una "inversión significativa" en la renovación de las instalaciones del Data Center y en la nueva oficina corporativa, harán que el ebitda se contraiga un 15,3% en el ejercicio, hasta los 9,4 millones. El aumento de las ventas en un 6,75%, hasta los 69,7 millones, no impedirá que el beneficio neto se resienta. Caerá un 15,1%, hasta los 6,2 millones de euros.

La inversión prevista para este año se sitúa en los 1,2 millones de euros. "El principal activo del grupo son sus empleados y por tanto la principal inversión se destina a captar y retener talento", señala la empresa en el documento. De hecho, la intención de Altia es contratar a 214 nuevos trabajadores, lo que supondrá también inversiones para dotarles de la infraestructura informática necesaria para la ejecución de proyectos, programas y aplicaciones.

Más crecimiento

Por su parte, 2017 será el año del despegue. Con una inversión de 726.980 euros, la compañía prevé elevar su ebitda hasta los 11,8 millones, con unas ventas de 76,5 millones de euros, un 9,8% más que en 2016, y un beneficio neto de 8,1 millones de euros, sensiblemente superior al previsto para este ejercicio.

Esta mejora será posible, entre otros aspectos, por la finalización de la amortización de activos fijos y la reducción de costes financieros en un 27%. Las mejoras en el Data Center concentrarán nuevamente buena parte de la inversión.

Por otra parte, Altia destaca en su informe que la creciente disponibilidad de activos líquidos propios, sumados a la reducción de la escasa deuda, "podría financiar operaciones de crecimiento inorgánico que se puedan plantear". Los fondos propios pasarán, según las previsiones de la firma coruñesa, de los 27,3 millones de 2015 a 37,9 en 2017.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad