Tino Fernández, presidente de Altia

Altia: la dependencia de la tecnología mitigará el golpe del Covid-19

La empresa de Tino Fernández admite una “incertidumbre máxima”, pero cree que el sector tecnológico “puede ser uno de los soportes” de la recuperación

“El desarrollo en las últimas semanas de la crisis del virus Covid-19 está condicionando cualquier planteamiento previo. A la fecha de emisión del presente informe, la incertidumbre sobre la economía, en general, y sobre la actividad del grupo en particular, es máxima por lo que habrá que esperar unas semanas para ver cuál es el impacto real de esta crisis en las cuentas”. Altia, la tecnológica del expresidente del Deportivo, Tino Fernández, no se atreve a hacer pronósticos sobre el impacto que la pandemia tendrá en el desarrollo de su actividad, estancada en los números en los últimos dos años debido a la intensa competencia en el sector tecnológico.

El propio Tino Fernández evita hacer una estimación del efecto del coronavirus en su mensaje en la memoria de sostenibilidad del grupo y apunta al papel que debe desempeñar la tecnología: “La pandemia del coronavirus Covid-19, que además de una crisis sanitaria supondrá sin duda una crisis económica que afectará a las personas y a todas las organizaciones y empresas en mayor o menor medida, nos pondrá a prueba. El sector tecnológico sin duda aportará su parte a la solución de esta crisis desde muchos puntos de vista. Por lo que respecta a Altia, tampoco somos ajenos al impacto negativo de esta situación, espero que nuestra cultura de esfuerzo, resistencia, ilusión e innovación y el compromiso y la constante preocupación por nuestros profesionales, clientes y accionistas, sean los elementos que nos ayuden a gestionar de la mejor manera posible esta crisis”.

La fortaleza del sector tecnológico

Para la tecnológica, la pandemia ha tenido “un efecto devastador sobre la economía española y mundial en este primer trimestre de 2020” y “ha parado en seco la actividad en todas las áreas y sectores, provocando una crisis no antes vista a nivel mundial”. Añade Altia que el brexit y la guerra comercial entre Estados Unidos y China puede ahondar en la crisis. “En estos momentos es vital dimensionar bien el negocio, usando eficientemente los recursos disponibles y teniendo la flexibilidad necesaria para adaptarse a las dificultades actuales y a las que puedan acontecer en el futuro”, añade.

La empresa también destaca una fortaleza frente a la pandemia en la comparativa con otras áreas de la economía. “Aunque en su conjunto el efecto de la crisis del virus Covid-19 es muy negativo para la economía, también se espera que el sector tecnológico pueda aportar soluciones para mitigar los daños producidos y a crear o consolidar nuevos modelos de actuación en el mercado. Esta dependencia del sector TIC, que es una magnífica noticia para las empresas del sector, tiene también una derivada negativa para ellas y es el efecto competitivo brutal en volúmenes, márgenes y recursos que en estos momentos está soportando el sector. Creemos que sólo aquellos que se adapten a las nuevas tendencias tecnológicas (internet de las cosas, ciberseguridad, inteligencia artificial, blockchain) y que tengan bien dimensionada su capacidad productiva y su estructura de costes y financiación, serán los destinados a crecer y desarrollar sus negocios de una manera efectiva”, concluye en su memoria de sostenibilidad.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad