Altia alcanza su máximo histórico en bolsa con la entrada del magnate Bhavnani en su capital

stop

El millonario indio comunicó a Tino Fernández que se había hecho con al menos el 1% de la compañía tras examinar resultados y perspectivas de crecimiento

Ramm Bhavnani y Tino Fernández

14 de mayo de 2014 (21:18 CET)

Altia, la tecnológica de Tino Fernández va viento en popa y a toda vela. Este miércoles alcanzó su máximo histórico en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB). Sus acciones cerraron a un precio individual de 10,5 euros, un 10% más que la jornada anterior. El crecimiento no es de extrañar ya que desde que comenzó el año se han movido más de 10.062.000 títulos de la compañía, pero el impulso tiene nombre y apellidos. Los del magnate indio Ramm Bhavnani.

Bhavnani, millonario afincado en Tenerife y muy conocido por su buen ojo inversor tiene, al menos, un 1% del capital de la compañía controlada por Tino Fernández. Los compró en el mercado este año, aunque no se ha dado mucha más información de si los adquirió en un único paquete o en varias tandas y cuánto pago por ellos. La posición del magnate extranjero se ha desvelado al comunicar ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) los resultados trimestrales de una de sus sicavs, Kalyani. En sus cuentas se revela que a 31 de marzo de este año esta sociedad de capital variable había invertido más de medio millón de euros en Altia, lo que sobrepasa el 1% del capital de la compañía.

Le gusta la empresa y su presidente


La apuesta de Bhavnani, de no haber aumentado desde entonces, no es excesivamente grande, teniendo en cuenta que sólo el patrimonio de esta sicav (que recientemente ha integrado a otra de las que posee, Laxmi) sobrepasa los 206 millones de euros. Fuentes de Altia explican que hasta ayer no eran conocedores de la identidad del nuevo inversor. El propio grupo del millonario indio se puso en contacto con Tino Fernández para informarle de la entrada en el capital del grupo.

La apuesta por Altia es todavía pequeña pero decidida –así suelen ser todas las de Bhavnani, inversor de largo recorrido en las compañías en las que participa--. La buena salud de las cuentas de la compañía coruñesa, que incrementó sus ventas un 60% en un año y sus beneficios un 19%, así como su plan de crecimiento a dos años vista y la buena percepción del equipo directivo y del propio Tino Fernández decantaron la elección inversora.

¿Mayor participación?


En la actualidad, según informan desde Altia, Tino Fernández posee el 81% de las acciones del grupo. Según el último informe anual de la empresa, a cierre de 2013, la sociedad Boxleo Tic, también dominada por el presidente de Deportivo de La Coruña, poseía un 87% de la compañía, mientras que un 12% estaba en manos de socios externos.

Aunque por el desembolso emitido se entiende que Bhavnani tiene en torno al 1% de la compañía, en Altia tampoco aseguran el porcentaje definitivo del millonario. Diversas fuentes financieras aseguran que es extraño que debido al poder del inversor, esa participación no sea ya mayor a estas alturas. No obstante, en el MAB tan sólo hay obligación de comunicarla cuando excede del 10% del capital de la cotizada.

De un bazar a dueño de una fortuna


Pero, ¿quién es el nuevo accionista significativo de Altia? Prácticamente desconocido en Galicia, no lo es tanto en otros territorios de España. En 1965 llegó a Santa Cruz de Tenerife, donde comenzó a trabajar en un pequeño bazar que despegó con la llegada del turismo con el que invirtió en un par de terrenos para luego colocar 20 millones de las antiguas pesetas en el Popular. Y desde entonces, su fortuna no dejó de crecer.

De sus inversiones en el terreno financiero llegó a sacar unas plusvalías que rondaron los 600 millones de euros. Apostó por el Central Hispano antes de que el Santander se quedase con la histórica entidad, llegó a tener el 10% del Banco Zaragozano cuando Barclays lo compró, y se sacó 400 millones limpios cuando en 2007 Credit Agricole le compró por 800 su casi 15% en Bankinter. El millonario tiene paquetes, entre otras, en BBVA, Bankia o Grifols, además de en BNP, Carrefour, LVMH o Vivendi.

Y mientras, Bhavnani posa su ojo inversor en Altia, esta sigue creciendo. Desde 2011, su valor en bolsa se ha incrementado un 291%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad