Alimentos Lácteos paraliza su planta por falta de liquidez

stop

Suspenderá la distribución de sus marcas y plantea un ERE temporal a la plantilla

Miguel Martín, gerente de Alimentos Lácteos

05 de marzo de 2013 (16:26 CET)

La vida sigue igual para Alimentos Lácteos, pero el tiempo pasa y las urgencias económicas de la empresa de base cooperativa aumentan. Hace un mes, entró en preconcurso de acreedores, una medida para “ganar tiempo”, según defendió la dirección, a la espera de cerrar un acuerdo con un socio industrial que devolvería la viabilidad a la empresa, permitiendo aprovechar la planta de Oureiro de Rei (Lugo) al máximo de su capacidad.

Un mes después, nada ha cambiado. La empresa sigue buscando financiación para poner en marcha su reestructuración y dar entrada al nuevo socio. Mientras no lo consigue, los problemas de liquidez se agravan. Tanto que la firma láctea de base cooperativa ha planteado al comité de empresa un expediente de regulación de empleo (ERE) temporal que afectará a los 81 trabajadores de la planta, y que, según lo hablado con los empleados, no superará los 6 meses.

La empresa suspenderá también la distribución de sus marcas, como Deleite y Muuu, por lo que intentarán llegar a acuerdos lo antes posible para evitar perder presencia en el mercado durante un periodo prolongado. El gerente de la empresa, Miguel Martín, ha asegurado que estas medidas “no significan” que la planta “vaya a cerrar”. En este sentido, ha asegurado que el ERE tiene como objetivo "garantizar las percepciones salariales" de los trabajadores. "Seguimos trabajando para sacar esto adelante, pero puede llevar días, semanas o meses", aseveró, clavando las palabras que pronunciara hace un mes.

Más producción, más contratos


El plan de reestructuración para devolver la viabilidad a Alimentos Lácteos pasa por la entrada del nuevo socio industrial, que, según aseguró la dirección, permitirá duplicar la producción, aumentar la plantilla y devolver el dinero que adeuda a los ganaderos que participaron en el proyecto. Martín insistió este martes en el mismo discurso. El plan de negocio "para el que ahora se busca financiación, no solo contempla la reincorporación de toda la plantilla, sino el incremento de esta para llegar a niveles de producción máximos y así obtener el rendimiento óptimo de la industria", señaló.

“Todo el esfuerzo que habíamos hecho era para no llegar a este punto, pero la tensión de tesorería era demasiada. Seguimos siendo optimistas, aunque el crédito no es el que era, ni la banca es la que era”, insistió.

Menos liquidez, menos confianza


El camino para relanzar el proyecto de la agrupación de cooperativas lácteas gallegas está siendo largo. Por el camino ha ido perdiendo la confianza de los productores, con los que ha contraído una importante deuda. El sindicato rural Unións Agrarias pidió hace tiempo la intervención de la Xunta para reflotar la empresa, o bien, para liquidar las cantidades adeudadas a los ganaderos.

Unións Agrarias cifró la deuda de la empresa en una media de 20.000 euros por ganadero, sin especificar el total. Otra central, el Sindicato Labrego Galego, advirtió que hay explotaciones agrarias que desconocen si se encuentran dentro del capital social de Alimentos Lácteos o no. “Hay gente que llama preguntando, porque no sabe en qué situación se encuentran realmente y si podrán recuperar su deuda o no”, explica el sindicato.

Las dudas de los trabajadores

La confianza de los productores es un asunto capital para los 81 trabajadores de Alimentos Lácteos, que siguen pidiendo garantías sobre la continuidad de la empresa. Están dispuestos a llegar a un acuerdo en relación al ERE y pactar una reincorporación progresiva de los trabajadores a la planta, pero tienen más argumentos para pensar en el cierre de la fábrica que en su viabilidad.

Tampoco les agrada que José Manuel Muriel, antiguo Director General de Operaciones de Corporación Empresarial Pascual, mueva los hilos de la reestructuración de la agrupación de cooperativas, y reflexionan sobre ello. Desde que MV Gestión, la empresa de Muriel, asesora a Alimentos Lácteos los pasos seguidos apuntan al cierre, desde la entrada en el preconcurso de acreedores hasta la suspensión de la distribución y el ERE.

Entienden, además, que Leche Pascual se beneficiaría del concurso de acreedores al poder recuperar la planta de Outeiro de Rei.

Relación con Leche Pascual


Alimentos Lácteos, en cambio, ha depositado toda su confianza en el antiguo directivo de Pascual, quien recomendó a la dirección presentar el preconcurso. “Es uno de los mejores profesionales de España en este tipo de problemas”, confirmó Miguel Martín.

“Nos están ayudando mucho y nos hacen sentir que no estamos solos en esta lucha. Es una de las razones que te animan para seguir intentando sacar adelante la empresa”, concluye.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad