Alicia Koplowitz ganará 3,6 millones con la volatilidad de Acerinox

stop

Además consolidará los 1,5 millones de euros ya recibidos por las opciones de compraventa sobre 2,8 millones de acciones de la acerera

La empresaria Alicia Koplowitz

Madrid, 17 de marzo de 2016 (01:00 CET)

Alicia Koplowitz, asesorada por el conocido 'mago de Oz' Óscar Fanjul –gestor de sus sicav Feynman y Morinvest en Omega Capital y su consejero en Acerinox– sigue sacándole el máximo provecho a la volatilidad de las acciones de la empresa siderúrgica.

Lo hace con dos actuaciones que se complementan perfectamente. La compra y venta directa de acciones, por un lado, y la operativa relacionada con la venta de opciones, tanto de compra (call) como de venta (put). Los instrumentos financieros derivados ligados a las acciones por los que la menor de las hermanas Koplowitz cobra primas sin parar.

Mañana viernes, 18 de marzo, es la fecha fijada para el canje de 2,8 millones de opciones. Por las mismas, Alicia Koplowitz, a través de sus dos sicav, ya ha cobrado casi 1,5 millones de euros. Los primeros 761.750 euros los recibió a principios de noviembre de 2015, y los restantes 704.000 euros el pasado 4 de febrero.

A partir de aquí, habrá que ver si los precios de venta fijados por la empresaria serán atendidos por los compradores de estas opciones, de cara a saber si la operativa le sale rentable. Y le sale.

La referencia de los 9,8 euros de cotización

Los 9,8 euros de cotización en los que se está moviendo la cotización de Acerinox esta semana están muy por encima del margen de entre 7,75 y 8,5 euros, los precios a los que la empresaria formalizó opciones de venta (put) sobre 1,4 millones de acciones.

De haber llegado los títulos de la acerera a esos umbrales, la empresaria se hubiera visto obligada a comprar a ese precio, porque el comprador hubiera ejercido la opción de venta en su propio beneficio. E incluso, Koplowitz podría haber llegado a perder, en parte o en todo, la prima de 738.000 euros cobrada. Evidentemente, no será el caso. Todo está bajo control.

Confianza en la estabilidad de la acción

Las operaciones put se llevan a cabo cuando se confía en que el precio de una acción va a entrar en un periodo de estabilidad y no va a caer, e incluso puede subir. En esa situación, se fija un precio, con prima incluida, en el que el vendedor de la opción –en este caso, la empresaria– estaría dispuesto a comprar.

También vencen mañana viernes las opciones de venta (call) por otros 1,4 millones de acciones de Acerinox que la menor de las Koplowitz en manos de las sicav Feynman y Morinvest. En este caso, la empresaria, como vendedora, ya ha recibido 727.750 euros de prima. Y, a cambio, en el caso de que el comprador de la call ejerciera su opción, estaría obligada a vender la acción al precio fijado.

Opción de compra descartada

Sobre el millón de títulos, cuya venta de call se formalizó a principios de noviembre, la opción quedó fijada en 12 euros, muy por encima de los menos de 10 en los que ahora se mueve Acerinox, con lo queda descartada la ejecución de la opción de compra.

No sucede lo mismo con los 400.000 títulos de Acerinox que Alicia Koplowitz metió en la operativa de opciones de venta call el pasado 4 de febrero.

Nuevo canje en junio

En este caso, sí es factible que se ejecute la opción, ya que el precio de ejercicio de 9 euros está por debajo de los 9,7 de cotización actual. Así, la empresaria, además de los 348.500 euros de la prima, ingresará 3,6 millones de euros por la venta de estas acciones.

De cara a los próximos meses, y a través de Feyman Capital, la empresaria metió, el pasado 1 de marzo, otras 500.000 acciones de Acerinox en una opción de venta call. Lo hizo cobrando una prima de 202.000 euros y poniendo un precio de ejercicio de la opción de 11,5 euros, al que no parece previsible que la acerera llegue el próximo 16 de junio, la fecha de canje establecida.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad