José María Paz Goday, presidente de Reganosa, junto a Juan Sánchez-Calero, que será el nuevo presidente de Endesa

Alianza a la vista entre Reganosa y Endesa para el transporte de gas

Endesa fletará por primera vez en su historia un metanero para descargar GNL de EEUU en España con Reganosa como puerta entrada al país y a As Pontes

La planta de Reganosa en Mugardos se perfila como uno de los puertos de destino del primer metanero de Endesa. La compañía eléctrica operará por primera vez en su historia un buque que transportará gas natural licuado (GNL) de Estados Unidos a España. Lo hará a partir de este verano para cubrir la demanda de gas del país en un movimiento que erige a la regasificadora mugardesa como uno de los puntos de paso obligados.

Aunque fuentes de Endesa prefieren mantener la operación en confidencialidad, sí reconocen que existe un "acuerdo de capacidad" previo entre Reganosa y la eléctrica, que además fue una de sus impulsoras hasta que en 2010 vendió su participación del 21%. Esta estrecha vinculación, unida al hecho de que la de Mugardos es la única regasificadora española en con vistas al Atlántico -junto a Bilbao y Huelva-, la coloca en la posición de cabeza para aprovecharse de la llegada de este matenero procedente de Estados Unidos.

Endesa-As Pontes como cliente

La central de Reganosa se perfila como uno de los puntos clave para transformar el gas de estado líquido a gaseoso y volcarlo a la red y la central de ciclo combinado de Endesa en As Pontes, como uno de sus clientes. Las dos instalaciones, separadas por apenas 40 kilómetros de distancia, cuentan con su particular puente, en este caso subterráneo.

Se trata del gasoducto Mugardos-As Pontes-Guitiriz, que, además de atravesar los puntos de conexión a la red de Cabanas y A Capela, permite abastecer a la central de ciclo combinado de Endesa en As Pontes. Es uno de los tres gasoductos de Reganosa, que cuenta con otro que une Cabanas con Abegondo (con Miño como enchufe a la red), que se prolonga desde Abegondo a Sabón, donde se sitúa la otra central de ciclo combinado de Galicia, la de Naturgy.

Una docena de viajes al año

El Adriano Knutsen -como se denominará el metanero- comenzó a construirse a comienzos de 2018 en el astillero coreano de Hyundai Heavy Industries bajo el encargo de la naviera noruega Knutsen. Será a esta última a la que Endesa se lo fletará tras sellar un acuerdo por un periodo fijo de 7 años, ampliable a 20.

El buque cargará gas natural licuado de Cheniere Energy, la firma ubicada en Texas con la que Endesa tiene un acuerdo para comprar dos millones de metros cúbicos de gas por ejercicio, y podrá realizar un máximo de 12 viajes al año cruzando el Atlántico.

El triángulo de Endesa, Naturgy y Reganosa

El contrato de capacidad de Reganosa para nutrir plantas como la de Endesa en As Pontes da continuidad a unos vínculos que en el pasado fueron aún más estrechos. Y es que Endesa y la propia Unión Fenosa (desde 2008 en manos de la ahora denominada Naturgy) llegaron a ser los mayores accionistas de la compañía. Con una participación del 21% cada una, llegaron a superar al Grupo Tojeiro, la Xunta de Galicia, Caixa Galicia, Caixanova y el Banco Pastor.

Sin embargo, ese rastro del accionariado de Reganosa se ha borrado en los últimos años. Primero fue Endesa la que se desprendió de su 21% en 2010, que, junto al 5% de Banco Pastor, fue a parar a manos de la Xunta de Galicia y el Grupo Tojeiro. Más tarde, en 2016, al Gobierno gallego y el grupo propietario de Gadisa les tocaría digerir el 21% de las acciones de Naturgy, que decidió desprenderse de su participación a cambio de 27 millones de euros.

Estos movimientos corporativos han dejado al Grupo Tojeiro con mayoría absoluta en el accionariado de Reganosa. Ahora controla el 50,69% del capital de la regasificadora (a través de Gadisa y Forestal del Atlántico), superando al 24,31% en manos de la Xunta de Galicia, el 15% de su socio japonés Sojitz y el 10% de Sonatrach.

Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad