Alerta de Alcoa por las "fuertes pérdidas" de la planta de A Coruña

stop

La multinacional achaca la situación a la caída de los precios del alumino por el desfallecimiento de la demanda china y asegura que todos los centros españoles pierden dinero

Huelga de los trabajadores de Alcoa

en A Coruña, 25 de agosto de 2015 (18:30 CET)

Alcoa vuelve a pintar un paisaje oscuro sobre la planta de A Coruña. Su presidente en España, Rubén Bartolomé, el hombre que sustituyó a principios de agosto en el cargo a la gallega Rosa García Piñeiro, ha transmitido a los trabajadores que las plantas españolas están en pérdidas y que estas son especialmente fuertes en el centro coruñés y el de Avilés. Son las dos instalaciones que viven desde hace tiempo bajo la amenaza de cierre o venta según le sonrían o no los incentivos eléctricos a la multinacional.

Esta vez, el problema no es la subasta de interrumpibilidad por la que se reparten las primas –que está prevista para septiembre--, sino la caída de la demanda interna de China, que ha provocado el hundimiento de los precios del aluminio, según apuntó Bartolomé a los trabajadores asturianos.

"Nos vino a decir que si las cosas siguen así tomarán algún tipo de decisión, aunque no concretó en qué plantas", explicó el presidente del Comité de Empresa de Alcoa en Asturias, José Manuel Gómez.

Doble incertidumbre

Aunque Alcoa lleva desde hace años amenazando con cerrar las plantas españolas por el marco energético, hasta la fecha ha registrado importantes beneficios en las tres plantas que controla, las dos gallegas de A Coruña y Lugo y la de Avilés.

La incertidumbre de la multinacional se debía a la subasta eléctrica en la que se reparten las primas de interrumpibilidad, una inyección de dinero público que llevaba a las plantas de perder dinero a la rentabilidad. De hecho, los trabajadores llevan tiempo movilizándose en demanda de un proceso más estable y previsible, que les evite el sofoco de todos los años.

Ahora el mensaje es todavía más pesimista. Al margen de la planta de Lugo, que parece gozar de mejor salud, A Coruña y Avilés no están entre las más rentables del grupo, al menos eso transmite Alcoa, por lo que un escenario desfavorable las perjudica de manera decisiva. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad