Alcoa valora en más de 600 millones sus fábricas en venta

stop

El valor contable de la planta de A Coruña es el más bajo, 88,4 millones; el complejo de San Cibrao supera los 400 millones, pero incluye la actividad de otros centros internacionales

R. Rodríguez

Una de las protestas de los trabajadores de Alcoa en A Coruña en demanda de un marco energético estable / Cabalar (EFE)
Una de las protestas de los trabajadores de Alcoa en A Coruña en demanda de un marco energético estable / Cabalar (EFE)

en A Coruña, 26 de mayo de 2016 (00:44 CET)

Alcoa tiene como primera opción para el futuro de sus plantas españolas, entre las que están la de A Coruña y las de San Cibraro (Lugo), la venta de las unidades productivas, en las que ya se han interesado el grupo norteamericano Atlas, además de varios fondos internacionales, en una operación en la que ejerce como asesor Goldman Sachs, entre otros.

La multinacional valora en más de 600 millones el negocio que le queda en España, después de desprenderse de varias fábricas, como la de Alicante o Amorebieta. Alcoa Inespal Coruña sumaba un valor contable de 88,4 millones en el último balance presentado por la compañía en el Registro Mercantil, lo que convierte al centro coruñés en el más pequeño del grupo. Alcoa Inespal Avilés, las instalaciones asturianas, alcanzaban los 97,7 millones. Ambas fábricas están segregadas y forman parte del holding global Alcoa Inespal S.A.

Valoración de Lugo

La planta de alúmina de San Cibrao, esa que dio pasos de gigante en rentabilidad tras la conversión de las instalaciones al gas natural apoyándose en el gasoducto de A Mariña de Gas Natural Fenosa, está controlada por Alúmina Española SA. Alcoa solo tiene el 60% de la sociedad, pues el otro 40% está en manos del grupo australiano Alumina Limited. El porcentaje que ostenta de la multinacional norteamericana está valorado en 138,5 millones.

En cuanto a la planta lucense de aluminio, está controlada por Aluminio Español, que alcanza un valor contable de 329,5 millones. Sin embargo, y a pesar de que la principal actividad se concentra en San Cibrao, la sociedad funciona desde 2013 como central comercializadora de aluminio procedente de otros centros del grupo, como las plantas de Arabia Saudí, Noruega o Islandia, lo que infla el montante final. De hecho, el valor de las acciones, sin contar los resultados positivos, se sitúa solamente en los 215 millones.

En conjunto y con ese importante matiz, el valor contable del negocio de Alcoa en España alcanza los 652 millones en su última memoria presentada. 

Necesidad de inversiones

El principal problema para una venta, según indican fuentes empresariales, radica en que el comprador tendría que acometer importantes inversiones en las plantas, fundamentalmente en la de A Coruña, que desde hace tiempo necesitan una remodelación, según las mismas fuentes.

Alcoa no piensa únicamente en la venta, también contempla la posibilidad de que un socio inversor se sume al proyecto productivo. En la compañía garantizan que todas las posibilidades abiertas se centran en la preservación de la actividad y nunca en ningún caso en cerrar las plantas y enviar a más de 1.500 trabajadores gallegos al paro.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad