Alcoa tiene en vilo a los trabajadores de A Coruña

stop

La multinacional dice que todas sus plantas están a revisión pero que no hay ninguna decisión tomada

Huelga de los trabajadores de Alcoa

en A Coruña, 08 de octubre de 2015 (21:28 CET)

El futuro de las fábricas gallegas de Alcoa sigue en el aire. Este juves, los trabajadores se han reunido con el presidente de la compañía en España, Rubén Bartolomé, sin obtener más información de la que ya tenía.

La multinacional del aluminio no ha tomado decisión alguna sobre el futuro de las plantas de A Coruña, San Cibrao y Avilés, que año tras año viven bajo la amenaza del cierre, especialmente en las instalaciones coruñesas y asturianas.

Revisión a nivel mundial

La reunión ha tenido lugar, en la planta coruñesa, en el día en que los trabajadores han convocado una nueva protesta, en esta ocasión ante la sede de Red Eléctrica Española (REE) para reclamar "estabilidad energética" y rechazar el cierre de la planta.

Sobre la reunión con el máximo responsable de Alcoa en España, el presidente del comité de empresa, Juan Carlos López Corbacho, ha dicho que no se les ha trasladado "un mensaje claro que despeje inquietudes de cara al futuro". "Nos deja como estábamos porque no nos ha aclarado nada", ha explicado Corbacho, quien ha añadido que únicamente se les ha dicho que no hay "una decisión tomada" sobre las plantas" y que Alcoa está "revisando a nivel mundial" todas sus factorías.

Los peligros

La inquietud es generalizada entre los trabajadores. Alcoa tiene dos problemas con sus plantas de aluminio primario. Por un lado, la llegada de producto chino a bajo coste que provoca un aumento de la competencia y una bajada de costes. Que China exporte aluminio implica que las importaciones del país asiático corren el riesgo de descender.

La multinacional ha anunciado que separará su grupo en dos conglomerados. Uno dedicado a los productos de mayor valor añadido y responsabilidades, con fuerte implantación en el sector aeroespacial y automovilístico. El otro, el de aluminio primario, es el que está dando problemas al balance de cuentas de la compañía. En esa división quedarán englobadas los tres centros españoles.

Por otro lado, el marco energético en España provoca que Alcoa se plantee cada año la continuidad en función de la subasta eléctrica en la que se deciden los incentivos a la interrumpibilidad.  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad