Alcoa tacha de injustas e insuficientes las subastas energéticas del Gobierno

stop

La compañía, que amenaza con cerrar la planta de A Coruña, considera que llegó "en una posición de desventaja" al reparto de bonificaciones

Protesta de los trabajadores de Alcoa en A Coruña

A Coruña, 14 de diciembre de 2014 (17:21 CET)

No le tiembla el pulso a Alcoa. La multinacional estadounidense que pretende cerrar las plantas de A Coruña y Avilés si no obtiene más bonificaciones eléctricas, carga ahora contra la subasta que dejó a la compañía sin incentivos para ambas factorías. Es decir, contra el leitmotiv del problema. Entiende Alcoa que en la subasta que llevó a cabo Red Eléctrica "el problema fue que en el diseño específico de la misma claramente algunos pujadores como Alcoa estaban en una posición de desventaja y el número de bloques de 90 MW fue insuficiente", según informaron fuentes de la empresa a Europa Press.

En el reparto, la multinacional no logró los bloques de megavatios que perseguía para el centro gallego y el asturiano, razón por la cual, considera que no son viables. La compañía no ha recurrido las subastas de interrumpibilidad, el mecanismo por el que se reparten las ayudas millonarias los grandes consumidores de energía, pero sí que ha presentado alegaciones. No es para rasgarse las vestiduras. El nuevo mecanismo acumula más de una decena de recursos en el Supremo, entre ellos, los de Megasa, Acciona, la patronal del cemento Oficemen o la patronal eólica AEE.

Un precio para cada planta

En la ya famosa subasta eléctrica, Alcoa ofertó un nivel de precios de interrumpibilidad distinto para cada planta "debido a las diferentes tecnologías y economías de escala". "El precio ofrecido por cada bloque de interrumpibilidad para Avilés y La Coruña fue mayor que los se establecieron en todas las rondas de la subasta", sentencian desde la compañía. Hay que recordar que la factoría herculina, según manifestó la dirección de Alcoa en su momento, tiene costes operativos más elevados al contar con una tecnología más antigua.

En la multinacional se lamentan porque las plantas de aluminio eran "las más intensivas en energía de todas las plantas que licitaron en la subasta, por lo tanto, la sensibilidad de Alcoa en cuanto al resultado de la puja era mucho más alto que el de las otras industrias".

Un marco estable

No profundizan más en los detalles de la subasta en Alcoa. Simplemente zanjan que otros postores pueden presentar una oferta más baja y reducir los precios "por lo que es imposible asegurar los bloques".

Insiten, eso sí, en que "la industria del aluminio es la más electrointensiva y necesita un marco energético estable para asegurar su viabilidad y actividad".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad