Alcoa se traslada al puerto exterior de A Coruña en pleno proceso de venta

stop

La multinacional solicita una concesión por un período de 50 años. Con su marcha, el muelle interior de Batería quedará libre de actividad portuaria

Puerto exterior de A Coruña

en A Coruña, 28 de mayo de 2016 (13:26 CET)

Después de que esta semana saltase la noticia de la posible venta de sus plantas, Alcoa continúa con su actividad. Independientemente de quien sea su futuro dueño o de si entra o no un socio inversor, los tráficos de alúmina y coque desde el puerto coruñés parecen estar garantizados en los próximos años.

Al menos así se desprende de la solicitud presentada por Alcoa Inespal Coruña S.L.U. para operar desde el puerto exterior de A Coruña. La concesión, que tiene una vigencia de 50 años, permitirá a la multinacional trasladarse al nuevo muelle que se construye en Punta Langosteira y abandonar las instalaciones en el muelle de Batería del puerto interior.

Terminal de mercancías

La empresa, según la solicitud que recoge este sábado el Boletín Oficial del Estado, pide permiso a la Autoridad Portuaria para la construcción y explotación de una terminal de mercancías dedicada a uso particular con atraque autorizado, con la ocupación de explanada portuaria y de lámina de agua asociada para la descarga de alúmina subcalcinada y posterior transvase a camiones cisterna, con almacenamiento de alúmina y coque.

La concesión incluye 5.000 metros cuadrados de superficie terrestre y 1.900 metros cuadrados de lámina de agua para el atraque de buques, si bien la lámina de agua y 3.000 metros de la parcela podrán ser utilizados también por otros operadores. Serán de uso exclusivo de Alcoa los 1.300 metros cuadrados en los que construirá su terminal, formada por un sistema de almacenamiento de alúmina y las instalaciones auxiliares. Dicho sistema estará conectado al muelle mediante una tubería subterránea por la que se canalizará la descarga de la alúmina.

Liberación de terrenos

Como destaca la Autoridad Portuaria, el traslado de Alcoa, que se suma al de otros operadores que ya cuentan con concesiones en el puerto exterior, como Terminales Marítimos de Galicia, Pérez Torres, Galigrain u Hormigones Carral, permitirá liberar espacios en el puerto interior.

Con la marcha de Alcoa, en el muelle de Batería solo quedarán unos silos de cemento, que están sin uso desde hace años, y una nave de la Autoridad Portuaria, por lo que el traslado de la multinacional supondrá de facto la liberación de este muelle de cualquier actividad portuaria.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad