Los trabajadores de Alcoa en San Cibrao recrudecen sus protestas contra el cierre. E.P.

Alcoa se forra en bolsa con el cierre de San Cibrao: 400 millones más

Las acciones de la multinacional se disparan casi un 25% en Wall Street desde que anunció el cierre y despido colectivo en la planta de aluminio de Cervo

Alcoa hace caja con el cierre de la planta de aluminio de San Cibrao. Las acciones de la compañía, que este jueves ha iniciado el proceso de despido colectivo de 534 trabajadores en su planta de Cervo (un ajuste del que se mantiene al margen su factoría de alúmina), se disparan un 24,7% desde que el pasado 28 de mayo notificase su intención de echar el cierre a su planta lucense.

Y es que los títulos de la multinacional estadounidense han pasado de cotizar en el entorno de los 9,5 dólares a hacerlo en los 11,8 dólares con los que cerró la sesión bursátil del jueves en Wall Street. Esta escalada en bolsa ha estirado la capitalización de Alcoa desde los 1.760 millones de dólares (unos 1.570 millones de euros) hasta los 2.200 millones de dólares (1.960 millones de euros al cambio actual). Es decir, un salto de casi 400 millones en pleno repliegue de la compañía que devuelve a sus acciones a los niveles que marcaba a comienzos de marzo, cuando la crisis por el coronavirus ya comenzaba a poner en jaque a todo el planeta.

Los inversores han decidido tomar posiciones en la multinacional presidida por Roy Harvey en plena oleada de cierres por parte de la compañía. Y es que, además de la factoría de aluminio de San Cibrao, que el Gobierno le pide que siga operando o venda como ya hizo con las de A Coruña y Avilés (ahora en manos del Grupo Industrial Riesgo), ha llevado sus recortes también a Estados Unidos, en donde ha iniciado los despidos de los casi 700 trabajadores con los que cuenta en su fundición de Ferndale, a la que Alcoa quiere bajar la persiana para ahorrar costes.

Del aluminio a la energía

La remontada de Alcoa en bolsa ha coincidido con su nueva oleada de cierres y también con la progresiva recuperación del precio del aluminio, que ha pasado de cotizar a 1.540 dólares la tonelada a rozar los 1.600. Esta subida del metal en bolsa es, pese a todo, insuficiente para cortar su caída en el acumulado del año y recuperar el nivel de los 1.800 dólares a los que despidió 2019.

Precisamente este descenso del precio del aluminio fue una de las dos razones “estructurales” que la compañía ha esgrimido antes de poner en marcha el proceso de despido colectivo en su planta de San Cibrao. Y es que, este descenso de precios provocado por la sobrecapacidad generada por China, que acapara la mitad de la producción mundial, ha dado la puntilla, según argumentaba la multinacional estadounidense, a un negocio que también se ha visto lastrado por la abultada factura energética que tiene que soportar la compañía en España y que ahora el Gobierno se ha comprometido verbalmente a rebajar hasta los 25-30 euros el megavatio hora.

Estos factores provocan que, pese a la remontada que Alcoa vive en bolsa, los analistas todavía vean la cuenta de resultados de la compañía teñida de rojo de cara a este 2020. En concreto, el consenso de mercado cifra en 306 millones de dólares (273 millones de euros) las pérdidas estimadas para la multinacional en este 2020. La cifra, de cumplirse, multiplicaría por cinco a las pérdidas por valor de 54 millones que prevé solo para la planta de aluminio de San Cibrao.

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad