Alcoa saca pecho por la fortaleza de su negocio pero sus ventas caen un 30%

stop

La multinacional gana un 92% menos en el primer trimestre a causa de la reestructuración interna; la caída de precios de aluminio y alumina impacta en la cifra de negocio

Klaus Kleinfeld, consejero delegado de Alcoa

en A Coruña, 12 de abril de 2016 (13:52 CET)

El fabricante estadounidense de aluminio Alcoa logró un beneficio neto atriuído de 16 millones de dólares (14 millones de euros) al cierre del primer trimestre de 2016, lo que supone un 91,8% menos que en el mismo periodo de 2015, según ha informado la compañía en un comunicado.

Según las cuentas de la multinacional, las ganancias habrían ascendido hasta los 94,6 millones de euros de no ser por el proceso de reestructuración interna para segregar el negocio tradicial del de mayor valor añadido. Los gastos extraordinarios incluyen una provisión de 55 millones de euros para este concepto.

Aún así, lo cierto es que también la facturación de la multinacional con plantas en A Coruña, Lugo y Avilés también ha ido a la bajo. La cifra de negocio de Alcoa alcanzó los 4.947 millones de dólares, un 30,6% menos que en el mismo periodo del año anterior.

Caída de precios

Pese a todo, el presidente Klaus Kleinfeld ha insistido en "la gran fortaleza" de todas las divisiones y en la rentabilidad del área de producción, ya que el negocio automovilístico y aeroespacial estaba siendo ya el que mejores retornos reportaba al grupo.

El optimismo de Alcoa se basa en el contexto adverso, ya que entiende que la caída de precios del aluminio y la alúmina, del 26% y del 40% respectivamente, condiciona el análisis de las cuentas. "El sector de la exploración y producción se ha mantenido rentable en un entorno de bajada de precios", zanjó.

La demanda aumentará

De cara a 2016 la multinacional prevé un déficit de 1,1 millones de toneladas métricas de aluminio como consecuencia de que la demanada de aluminio se incrementará en un 5%, mientras que la oferta crecerá un sólo un 2%.

"Estamos en el buen camino para cumplir o superar nuestros objetivos de negocio de cara a los próximos tres años en todas nuestras divisiones, a excepción de la de productos y soluciones de ingeniería (EPS), que ha sido revisada para reflejar mejor las condiciones del mercado aeroespacial y el rendimiento de Firth Rixon", puntualizó Kleinfeld.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad