Trabajadores de Alcoa piden en Madrid una solución para evitar el cierre de las plantas de A Coruña y Avilés / EFE

Alcoa quiere poner en la calle a casi 500 trabajadores en una semana

La compañía propone a los sindicatos conservar las fundiciones de A Coruña y Avilés, lo que salvaría unos 200 empleos, y aplicar un ERTE hasta junio

Alcoa tiene en mente desprenderse de dos tercios de la plantilla de las fábricas de A Coruña y Avilés a partir del 15 de enero. Ese día finaliza el periodo de consultas del ERE extintivo que pesa sobre todos los trabajadores y la multinacional dispondrá entonces de dos semanas para decidir sobre el futuro de las plantas. La propuesta que llevó este jueves a la mesa de negociación conllevaría que después del 15 de enero salgan 480 trabajadores a través de un ERTE, según fuentes del comité de empresa de Avilés.

No se producirá el cierre total de las fábricas. La propuesta de Alcoa implica, según fuentes sindicales, que se mantendrá la actividad de fundición, mientras que se pararán de manera ordenada las series de electrolisis para dar opción a que puedan ser reactivadas si aparece un comprador. Al mantener operativas las fundiciones de Avilés y A Coruña, más la torre de pasta de la factoría herculina, se salvaría el empleo de unos 200 trabajadores.

"Como condición, nos exigen un cese ordenado de las cubas de electrólisis para la posibilidad de rearranque para un tercero hasta el 30 de junio; de no haber tal rearranque, se procedería a la demolición de las series", apunta el comité de empresa. Alcoa no ha confirmado la información e indica que no hablará sobre la reunión con los sindicatos hasta que haya terminado.

Alcoa buscará un comprador y activará un plan social

Si los trabajadores aceptan la propuesta, algo que no parece probable, la multinacional se compromete a abrir un periodo de venta “activa” hasta el 30 de junio, es decir, que intentará de nuevo buscar un inversor.

Las cerca de 500 salidas no se producirían de manera directa, sino que el personal afectado sería incluido en un ERTE con las condiciones pactadas a la firma del hipotético acuerdo, sujeto a validación del Ministerio de Trabajo y basado en la búsqueda de posibles inversores para las plantas. Si no se encuentra comprador, quedarían despedidos el 30 de junio.

Como plan social, Alcoa ofrece prejubilaciones, recolocaciones externas y mejora de indemnizaciones y el comité de empresa explica que al personal temporal se le aplicaría la misma indemnización acordada.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad