Protesta de los trabajadores frente a la planta de Alcoa en San Cibrao (Lugo) / Eliseo Trigo (EFE)

Alcoa desvincula su gestión del colapso en Lugo: “Son causas externas”

La multinacional informó al Gobierno de su plan de despidos sin obtener garantías sobre la rebaja de precios eléctricos que prometió Industria

Alcoa ha vuelto a abrir la caja de Pandora. La multinacional prepara el despido del 85% de la plantilla de la planta de aluminio de San Cibrao (Lugo), 534 trabajadores, si en el periodo de negociación que acaba de abrir, con una fase inicial de tres semanas, no encuentra una solución mejor en el diálogo con el comité de empresa, que ya pide sin rodeos la intervención de la factoría.

El parecido con la situación que se vivió hace año y medio en las plantas de la compañía en A Coruña y Avilés asusta, si bien entonces la compañía desvinculaba su decisión del precio energético y hablaba de deficiencias estructurales en las instalaciones. Ahora asegura que la tecnología en Lugo es más moderna, pero que el coste energético hunde a la fábrica en pérdidas, un total de 165 millones en los últimos tres años a lo que se sumarán otros 54 millones en números rojos en 2020, estima.

ad026cf52a68d6b4d5e58ec68e5638d69a795093

Movilización de los trabajadores de Alu Ibérica en A Coruña / EFE

La compañía informó al Gobierno de su plan de despidos. El Ejecutivo no garantizó la rebaja en los costes eléctricos que había prometido a través del estatuto del consumidor electrointensivo y Alcoa considera que el borrador de la norma, lo “único” que conoce hasta ahora, no garantiza la viabilidad de la factoría. Este jueves comunicó a los trabajadores en un restaurante el tijeretazo, del que solo saldría viva la fundición.

La mala noticia coincidía con una movilización de los extrabajadores de la multinacional en A Coruña, otra vez en crisis tras la venta de la planta a Grupo Industrial Riesgo, que este jueves amenazó con cerrarla. El tejido industrial de Galicia se desmorona entre la pasividad de las administraciones y los bandazos de Alcoa.

La caída de precios del aluminio

La aluminera, que cobró cientos de millones en primas de interrumpibilidad, desvincula su gestión del colapso de la planta y vincula su problemática a “causas externas” que se han convertido en “estructurales”. “No tienen que ver con la gestión o con la propia fábrica”, reiteran. La primera es el coste de la energía y la otra la situación de mercado.

La sobreproducción de aluminio, fundamentalmente por la actividad de las factorías chinas, ha hundido los precios sin que la multinacional encontrase otra manera de defenderse que reduciendo capacidad de producción o vendiendo activos. El precio cayó un 42% desde abril del año pasado.

preciodelalumino

Evolución del precio del aluminio / London Metal Exchange

El presidente de la compañía, Roy Harvey, anunció a finales de 2019 un nuevo plan de ajustes que considerará “posibles reducciones de capacidad, cierres o desinversiones”. En concreto, señalaba que en el próximo año o año y medio preveía vender activos no estratégicos para generar unas plusvalías de entre 500 y 1.000 millones de dólares, así como una generación de ebitda de entre 50 y 100 millones.

Alcoa no aclara si la puerta a una venta, como sucedió con A Coruña y Avilés, está abierta porque “no hace especulaciones sobre lo que pueda pasar”. Al mismo tiempo, asegura que “ninguna decisión” se tomará antes de mantener la negociación con el comité de empresa, por lo que "ninguna decisión está tomada".

A la mesa no están invitados el Gobierno ni la Xunta, lo que no quiere decir que no acaban sentados en ella pues “hay un diálogo permanente”, indican fuentes de Alcoa. 

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad