Protesta de los trabajadores de la planta de Alcoa en San Cibrao

Alcoa descarta la venta y solo piensa en negociar los despidos

La multinacional abre la puerta a ampliar el periodo de consultas del ERE, pero no a la venta de la factoría: “No es factible”

Alcoa ve inviable la venta de la factoría de aluminio de San Cibrao. La multinacional norteamericana, que negocia el despido de 534 trabajadores, asegura que “ha analizado a fondo todas las alternativas posibles, pero la planta está en una situación crítica, afectada por factores estructurales y permanentes que se prevé que continúen”. Estos “factores estructurales” son la sobrecapacidad de producción en el mercado, capitalizada por China, que ha provocado el hundimiento de los precios; y en el caso de la factoría lucense, los precios de la energía en España, que el Gobierno no logra abaratar.

Alcoa entiende que un potencial comprador se vería aquejado de estos males y adquiriría un activo “que ha incurrido en pérdidas significativas durante dos años consecutivos y que se espera que continúen”. “La situación es que la producción de aluminio primario no es viable y, por lo tanto, la venta no es factible”, concluyen fuentes de la multinacional.

Alargar las negociaciones del ERE

La compañía “está enfocada” en el proceso de despido colectivo que negocia con los trabajadores y asegura que está dispuesta a ampliar el periodo de consultas, es decir, negociar durante más tiempo las condiciones de salida de los operarios, que acabaría reduciendo las instalaciones a la actividad de fundición y clausurando la última planta de aluminio primario de España.

La empresa condiciona la extensión del periodo de consultas a que, “llegado el momento, se hubieran producido los avances oportunos y fueran precisas nuevas reuniones para llegar a un acuerdo”.

Rechaza parar las reuniones por el Covid-19

El comité de empresa pidió suspender las reuniones debido al brote de coronavirus en A Mariña. La dirección de Alcoa accedió a suspender el encuentro de este jueves, aunque entiende que el coronavirus nada debe influir en el calendario de encuentros. Propuso mantener tres reuniones más dentro de los 30 días del periodo de consultas, que podrán ser presenciales o por videoconferencia. Con las nuevas propuestas, las reuniones pendientes serían los días 13, 14, 15, 21 y 23 de julio.

“Estas reuniones son muy importantes para profundizar en los asuntos a tratar y lograr el mejor resultado posible para ambas partes”, dice la multinacional norteamericana, que desde un comienzo aseguró que no tomaría una decisión “definitiva” hasta que no finalizase la negociación.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad