Francisco Conde, conselleiro de Economía, comparece en el Parlamento sobre las crisis que atraviesan Alcoa y Endesa

Alcoa, contra las cuerdas: "Si actúa de mala fe, habrá fraude de ley"

La Xunta eleva la presión sobre Alcoa, a dos días de terminar el proceso de negociación del ERE, que el Gobierno gallego ha solicitado paralizar formalmente

La Xunta da un paso al frente yxunta eleva la presión sobre Alcoa para forzarla a paralizar el periodo de negociación del ERE en marcha, que acaba este martes 4 de agosto. La Consellería de Economía de Francisco Conde entiende que la administración gallega, como autoridad laboral competente, puede solicitar que se pare el proceso una vez que se conoce públicamente el interés del grupo Liberty House en la factoría de San Cibrao. En declaraciones a Radio Galega, el político ha advertido a la multinacional que "si actúa de mala fe, puede incurrir en un fraude de ley que podría, incluso, invalidar el ERE".

De momento, la Xunta no ha recibido todavía una respuesta de la multinacional al requerimiento  para que retire el ERE para 534 empleados, toda vez que la dueña de San Cibrao ha reconocido que ya está en contacto con Liberty House.

"Ya no hay excusas"

La situación y las novedades han sido notificadas también a la Inspección de Trabajo, ha informado el conselleiro, que ha indicado que en la reunión de este lunes con el comité de empresa de Alcoa y representantes de Liberty House espera conocer el plan industrial y energético de esta compañía, así como las previsiones sobre el empleo par el caso de que se convierta en la nueva propietaria de la planta.

"Esperamos que tanto el Gobierno como Alcoa dejen a un lado las excusas", ha pedido Conde, que ha llamado a alcanzar un acuerdo para la venta y ha vuelto a reclamar al Ejecutivo estatal que concrete el marco energético.

Intervención temporal de la planta

El conselleiro ha considerado que es el Gobierno central el que tiene que "tomar la iniciativa" en este momento por su "responsabilidad en materia del precio eléctrico" y ha vuelto a plantear la posibilidad de una intervención temporal de la planta.

"Tenemos 48 horas para actuar y espero que el Gobierno no esté esperando a que otros traigan una solución que le corresponde", ha manifestado y ha avisado de que, si el Ejecutivo estatal no actúa, ello podría suponer el cierre de Alcoa, puesto que el periodo formal de consultas del ERE termina el martes.

En caso de que el grupo Liberty House se haga con las instalaciones de A Mariña, la Xunta le pedirá un compromiso "centrado no solo desde el punto de vista industrial, sino energético", ha dicho Conde, que ha aludido al caso de la venta de Alu Ibérica en A Coruña y a sus actuales problemas. "Si estamos en esta situación en A Coruña es porque el Gobierno no dio respuesta a su compromiso de concretar ese precio eléctrico", ha reprochado.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad