Planta de Alcoa en San Cibrao (Lugo)

Alcoa anuncia otro tijeretazo en plena crisis de la planta de Lugo

La multinacional norteamericana activa un plan de venta de activos para generar entre 500 y 1.000 millones de dólares de ingresos netos en año y medio

Alcoa vuelve a la carga. La multinacional norteamericana aprovechó la presentación de sus resultados del tercer trimestre, con casi 200 millones de euros en pérdidas, para anunciar una nueva revisión de su red de producción. La compañía tiene como objetivo reducir las emisiones y avanzar hacia “una visión integral de sostenibilidad”. Además, señala a la necesidad de impulsar la demanda de aluminio a nivel global, que continúa “desacelerándose”.

“Nuestra prioridad estratégica se alinea con la mayor demanda de materiales de origen sostenible”, explicó el presidente de Alcoa, Roy Harvey, quien señaló dos tendencias claves en el mercado del aluminio: “Por un lado, las cualidades ecológicas del aluminio continuarán impulsando la demanda. Por otro, nuestra capacidad de producir aluminio de manera sostenible será valorada por los clientes y el mercado”.

Con esta estrategia en el horizonte y con los números rojos y la desaceleración de la demanda en el presente, Alcoa lanzó un nuevo plan de ajuste que considerará “posibles reducciones de capacidad, cierres o desinversiones”. En concreto, señala que en el próximo año o año y medio prevé vender activos no estratégicos para generar unas plusvalías de entre 500 y 1.000 millones de dólares, así como una generación de ebitda de entre 50 y 100 millones.

Revisión de la red de producción

La multinacional pone en revisión 1,5 millones de toneladas métricas de su capacidad de fundición y 4 millones de capacidad de refinación de alúmina. Según informó al supervisor norteamericano, “tras la transformación de la cartera espera ser el emisor más bajo de dióxido de carbono entre las compañías globales de aluminio”.

El anuncio de un nuevo tijeretazo a la red de producción coincide con la crisis que atraviesa la planta de Lugo, la última que tiene la compañía en España tras vender las de A Coruña y Avilés. Los trabajadores y la Xunta llevan tiempo exigiendo al Gobierno que ponga en marcha medidas para abaratar el coste energético del complejo. Alcoa produce aluminio con fuertes pérdidas en los dos últimos años en la planta de San Cibrao, donde también tiene una planta de alúmina abastecida por el gasoducto de A Mariña que aporta importantes beneficios al grupo.

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad