Alcoa anuncia despidos en A Coruña y Avilés tras su fracaso en la subasta eléctrica

stop

El grupo anuncia el inicio de un período formal de consultas con los comités de las factorías

Factoría de Alcoa

01 de diciembre de 2014 (14:40 CET)

La dirección de Alcoa no ha tardado en actuar. Después de la última subasta de servicios de interrumpibilidad por parte del Ministerio de Industria, la compañía indicó que sus plantas de A Coruña y Avilés se encontraban en una situación delicada al no poder contar con una energía a precios competitivos. Ahora, anuncia despidos colectivos en ambas factorías.

Según ha informado la empresa en un comunicado, la intención es iniciar un periodo formal de consultas con los comités de empresa de Avilés y A Coruña. "La falta de servicios de interrumpibilidad, junto a una tecnología menos eficiente y una menor capacidad productiva, hacen que las fábricas de Avilés y A Coruña no puedan producir aluminio a un precio competitivo", han señalado desde Alcoa.

En la fábrica de Alcoa en A Coruña trabajan unas 350 personas. De momento, se desconoce a cuántas personas afectará el proceso de despido colectivo.

Sin esperar a la segunda subasta

La dirección de la multinacional estadounidense quiere acometer este proceso de regulación de empleo sin ni tan siquiera esperar a la siguiente subasta eléctrica que se supone se activará por parte de Industria. “Se debe gestionar la situación existente a fecha de hoy”, explica la compañía en un comunicado.

La empresa iniciará un periodo formal de consultas con los comités de empresa de las dos plantas por un periodo máximo de un mes. Durante este tiempo ha asegurado que está dispuesta "a estudiar las oportunidades y opciones concretas que se presenten", incluida la segunda subasta.

Esfuerzo de la plantilla


Alcoa se ha comprometido a que durante el periodo de consultas "trabajará para minimizar el impacto de su resultado, tanto en los empleados como en las comunidades locales". "Nuestros empleados se han esforzado al máximo para mejorar la competitividad de nuestras fábricas. Somos conscientes de que este proceso genera incertidumbres", ha afirmado Rosa García Piñeiro, presidente de Alcoa España.

"También reconocemos y apreciamos el apoyo tanto del Gobierno central como de los Gobiernos autonómicos y continuaremos trabajando con las autoridades, empleados, sindicatos y otros representantes de la comunidad durante este proceso", ha dicho.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad