Protesta de los trabajadores de Alcoa de San Cibrao / E.P.

Alcoa acepta vender la planta de Lugo (si encuentra comprador)

La multinacional quiere hibernar las cubas de electrolisis, lo mismo que hizo en Avilés y A Coruña, para ganar tiempo: “Perdemos 1,2 millones a la semana”

Alcoa está dispuesta a estudiar la venta de la planta de San Cibrao (Lugo). Así lo trasladó el presidente de la compañía en España, Álvaro Dorado, en un escrito a los trabajadores en el marco del proceso de consultas que mantienen plantilla y dirección sobre los 534 despidos que planteó la multinacional.

Dorado defiende que a día de hoy" no hay alternativas "concretas y realistas" al despido colectivo, pero que las posibilidades de que se pudiera realizar la venta de la planta de aluminio serán mayores si se hibernan las cubas" y se frenan las "pérdidas".

Mismo proceso que en A Coruña y Avilés

Las series de electrolisis son el corazón de la factoría de aluminio y detenerlas requiere de un proceso ordenado que permita su reactivación posterior. En las fábricas de A Coruña y Avilés se hibernaron antes de la venta a Parter y reactivarlas costó 40 millones.

Ahora bien, la multinacional entiende que el coste de reanudar las cubas "se encontraría en un rango de entre 30 y 40 millones de dólares", por lo que sería "notablemente inferior a las pérdidas que, a día de hoy, genera la planta de aluminio en un año". Como todo proceso de venta sería largo, más de seis meses duró el de las dos plantas que compró el fondo suizo Parter, cree que lo más conveniente es pararlas.

Pérdidas de 1,2 millones a la semana

Los números rojos que maneja Alcoa en la planta son alarmantes. “En un escenario en el que la planta de aluminio pierde 1.200.000 euros a la semana, la alternativa no puede ser la única que hasta ahora se ha planteado por la comisión representativa de los trabajadores, consistente en esperar hasta que exista un marco energético competitivo y garantizado", dice la compañía.

El escrito de Dorado insiste en que están dispuestos a explorar “cualesquiera alternativas o propuestas”, incluida la venta, pero advierte que no pueden basarse en “hipótesis que a día de hoy no existen”. Señala así al prometido estatuto del consumidor electrointensivo que prometió poner en marcha el Gobierno para abaratar los costes eléctricos de la industria.

Alcoa no ve “realistas” y “concretas” las propuestas del Gobierno

"Llevamos años esperando dicho marco energético estable y competitivo que nunca llega, el proyecto de estatuto conocido a día de hoy es insuficiente y carece de toda garantía o certeza", prosigue. La multinacional critica que la propuesta presentada por el Gobierno en la mesa de trabajo multilateral de Alcoa San Cibrao del pasado 23 de junio "no tiene concreción y no garantiza un precio competitivo, siendo su aplicación incierta y no asegurada ni para 2020 ni para años posteriores".

"En definitiva, para que podamos valorar o analizar alternativas, sería preciso que recibiéramos las mismas y que fueran concretas y realistas, algo que a día de hoy todavía no ha ocurrido", sentencia el presidente de Alcoa España.

Las dudas sobre la venta

Dorado no oculta que ve muy difícil el proceso de venta de la factoría, pues no ve "posible" que un inversor "pueda lograr que la planta de aluminio sea rentable teniendo en cuenta los factores estructurales que acucian al mismo".

En todo caso, "un proceso de venta de estas características requiere tiempo", y para disponer de él es necesario hibernar las cubas, pues con las pérdidas actuales es imposible esperar.

El presidente de la compañía añade que "difícilmente un potencial comprador estará dispuesto a pagar para adquirir una planta que arroja tal nivel de pérdidas".

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad