Tiziana Domínguez, en el centro, nueva directora creativa de Adolfo Domínguez. AD.

Adolfo Domínguez y San José: cara y cruz de una dirección en igualdad

Con excepción de Adolfo Domínguez, aumentar el porcentaje de mujeres en las cúpulas de alta dirección sigue siendo una tarea pendiente de las cotizadas

Este domingo Galicia celebra el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, con la brecha salarial como una de las reivindicaciones sobre la mesa. Un reciente estudio del sindicato UGT asegura que en la comunidad gallega las mujeres continúan padeciendo "mayor discriminación y desigualdad" laboral que los hombres. “El mercado laboral femenino sigue manifestando peores condiciones que el masculino en todas sus variables. A pesar de la progresiva incorporación de la mujer al mercado de trabajo, persisten las diferencias de género. La tasa de actividad femenina está 8,5 puntos por debajo de la masculina (45.000 mujeres menos) y 4,2 puntos por debajo de la media estatal”, advierten. Según el estudio, Galicia, tras Asturias y Extremadura, tiene la menor tasa estatal de actividad femenina. “Con una tasa del 49,1%, la comunidad aún está muy lejos de otras como Madrid, con un 58,7% o Cataluña, con un 57%”, expone la central sindical. En el ámbito de la dirección empresarial, el liderazgo femenino también semeja estancando. Así lo asegura otro estudio, en este caso de la consultora Grant Thornton. “En un año, la cifra continúa siendo de un 31%, lo que supone que las compañías gallegas han frenado el avance que experimentaron hace solo un ejercicio. El dato gallego es tres puntos inferior al obtenido por el conjunto de las compañías españolas, que suben del 30 al 34%”, comentan, en referencia a las principales conclusiones del informe Women In Business, que la compañía realiza a partir de casi 5.000 entrevistas y encuestas a altos ejecutivos de todo el mundo, 400 de ellas en España.

A la vista de los datos, ¿cómo se comportan las cotizadas gallegas? Si bien es cierto que, en los últimos años, las mujeres han ido ganando presencia en los consejos de administración de las grandes empresas de la comunidad, su huella en las cúpulas de alta dirección aún es menor. La cara y la cruz a este respecto la representan la textil ourensana Adolfo Domínguez y la constructora ourensana San José.

San José, sin mujeres en la alta dirección

Según la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la constructora de Jacinto Rey cerró el año 2019 con un consejo de administración compuesto por 11 miembros: 10 hombres --entre los que se encuentra el constructor y sus hijos, Jacinto y Javier Rey Laredo-- y tan solo una mujer, la financiera Altina de Fátima. La falta de paridad es aún más notable en la alta dirección de la compañía y es que los nueve miembros que componen la cúpula directiva de la constructora, al margen del consejo, son todos hombres

El extremo contrario se encuentra en Ourense. La textil Adolfo Domínguez, que ha dado paso a la segunda generación familiar en los puestos de dirección, tiene un consejo de administración con un 50% de cargos masculinos y femeninos. De los ocho sillones del máximo órgano de dirección de la firma, cuatro están ocupados por mujeres, entre las que se encuentra Adriana Domínguez, la actual consejera delegada y directora general de la compañía. Agnes Nogueira, en representación de la firma de inversión Luxury Liberty, Valeria Domínguez, otra de las hijas del modisto que durante años se encargó de la expansión del negocio online a 27 países del mundo, y la economista Maite Aranzabal completan la presencia femenina. 

En el caso de la alta dirección de la compañía (de cuyo cómputo se excluyen en todas las cotizadas aquellas personas que ya desempeñan funciones de consejeros ejecutivos), el porcentaje de mujeres es mayor, en una relación 60-40. Tres de los cinco miembros son directivas.

Inditex avanza (pero despacio)

El imperio Inditex tiene en marcha un Plan de Igualdad y, además, asegura que la brecha salarial es un 0,8% superior en favor de las empleadas. Sin embargo, y a pesar estos datos, la asignatura pendiente en cuando a principios de igualdad radica aún en el consejo de administración y, en mayor medida, en su alta dirección.

Durante años, la presencia de mujeres en el máximo órgano de dirección de la compañía era completamente testimonial en cuanto a número. En la actualidad, con la entrada de Anne Lange como independiente, el consejo de administración de la textil quedará conformado por cuatro mujeres y siete hombres. Si bien el porcentaje de representación femenina está todavía lejos de los estándares de paridad (se queda en un 36%), sí se sitúa por encima de la media del resto de consejos de las cotizadas españolas. 

Lange se convertirá, en la próxima junta general, en la cuarta consejera de Inditex, junto con Flora Pérez Marcote, Denise Patricia Kingsmill y Pilar López Álvarez.

Pero si en el consejo de administración se constatan avances en cuando a paridad, la presencia femenina en la alta dirección del grupo es aún residual. Según los datos de principios del año pasado, de los 22 altos cargos del grupo, tan solo 5 son mujeres, un 22,7%. Se trata de Lorena Alba, directora de Logística, Begoña López-Cano, directora general de Recursos Humanos, Lorena Mosquera (Zara Home), Paula Mouzo (Auditoría Interna) y Carmen Sevillano (Oysho).

Pharma Mar

El consejo de administración de Pharma Mar, la biofarmacéutica de José María Fernández de Sousa, tiene presencia femenina, pero el porcentaje aún está lejos de los estándares de paridad y es incluso menor al de la media europea del 30%. Su órgano de dirección cuenta suma 11 sillones, aunque tan sólo tres están ocupados por mujeres (un 27,27%). Se trata de Ana Palacio, abogada especializada en Derecho Internacional y de la Unión Europea, Montserrat Andrade, especialista en Senología y Patología Mamaria por la Universidad Complutense de Madrid y, al margen, cónyuge de Fernández de Sousa, y Blanca Hernández, economista y también consejera de Ebro Foods.

Su alta dirección está compuesta, según la información recientemente remitida a la CNMV, por siete personas: cuatro hombres y tres mujeres, alcanzado una representación femenina del 42%.

Un artículo de C. Díaz Pardo

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad