Adolfo Domínguez revienta su equipo con el cese de Estanislao Carpio, el cuarto del año

stop

La firma textil pierde a su primer ejecutivo, cuya marcha se suma a las de los responsables de organización, recursos humanos y operaciones

El diseñador gallego Adolgo Domínguez en una imagen de archivo

en A Coruña, 14 de julio de 2016 (01:00 CET)

Poco le ha durado a Adolfo Domínguez la renovación de su cúpula y sus fichajes estrellas. En menos de seis meses ha fulminado a buena parte del equipo que creo para resucitar la firma textil. El último de la lista ha sido también el de más alto rango en el escalafon, Estanislao Carpio, el hasta ahora consejero delegado de la compañía, a la que se incorporó en el año 2012 como director general.

Carpio, que ademas de directivo es accionista, con un 1,394 de los títulos de la firma que preside Adolfo Domínguez y que adquirió en su mayor parte en la ampliación de capital que llevó a cabo la sociedad en 2013, no tuvo ocasión de celebrar su primer año al frente del negocio, y apenas pudo saborear el éxito de haber devuelto a la compañía textil a los números negros.

La marcha de Carpio deja tocado un equipo directivo que comenzó a perfilarse con su llegada y en el que sólo sobreviven la responsable de marketing, Laure Pelloux, Juan Manuel Fernández (director financiero), Dorinda Casal (directora de producto), Danilo Enrico Caldiroli (director comercial internacional), Valeria Domínguez (directora de ecommerce) y Raúl Ramírez (director para España y Portugal).

Goteo de despedidas

El año pasado por estas fechas, Adolfo Domínguez incorporó a Raúl Ramírez, procedente de Cortefiel, como director de retail para Europa, y a José Domingo Pérez, de Hugo Boss, que desempaña el mismo puesto en el mercado mexicano. Meses antes, en enero de 2015, había sumado a su plantilla como director de recursos humanos a Juan de Mora, con más de diez años de experiencia en grupos como Prosegur y NH Hoteles, que fue cesado hace apenas 15 días junto con Leovigildo Puente, responsable de organización.

En febrero del presente año, Antonio Valls, encargado de rediseñar la logística del grupo, ex directivo de Inditex, Chicco o Prenatal, dejaba la empresa por discrepancias en la gestión. No duró ni dos años, pues se había subido al barco al mismo tiempo que Pelloux y Puente, en 2014. Ellos eran los 'fichajes estrella' para reflotar una compañía que cada vez tiene más vías abiertas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad