Adolfo Domínguez reparte contratos entre los miembros de su familia

stop

La textil pagó 275.000 euros a compañías vinculadas a familiares del diseñador

Adolfo Domínguez durante una junta de accionistas | Rosa Veiga (EFE)

07 de junio de 2013 (20:39 CET)

Desde dentro y también desde fuera. Las relaciones de la familia directa de Adolfo Domínguez con la cadena textil que fundó no se limitan al ascenso en la cúpula de la compañía de las hijas del diseñador, Tiziana, Adriana y Valeria, que ocuparon puestos de responsabilidad en la empresa, como la dirección creativa, el área de perfumes o la dirección de ecommerce de la marca, respectivamente. También en las conexiones de la textil con otras empresas aparecen nombres familiares.

Según recoge el informe de gobierno corporativo de la firma remitido este viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Adolfo Domínguez S.A. desembolsó cerca de 275.000 euros a compañías vinculadas a la familia más próxima al modisto ourensano durante el último ejercicio. Facturas firmadas por la compañía recayeron en empresas controladas por la hija de Adolfo Domínguez, Adriana, por su hermana, Laura Domínguez, o por su cuñado, Carlos González Álvarez.

En el informe remitido a la CNMV se especifica que estas situaciones, “de potencial conflicto de interés”, no han derivado en irregularidad alguna.

Los negocios de la hija mayor


La primera hija del matrimonio formado por Adolfo Domínguez y Elena González Álvarez, también consejera del grupo, facturó a la textil 60.000 euros en 2012. Adriana ocupó varios cargos en la compañía de su padre, como directora del área de perfumes o responsable de comunicación.

Según recoge el documento remitido al regulador, es titular de una participación mayoritaria de Sappoh Producciones S.L., empresa que presta servicios de asesoramiento comercial y de marketing a Adolfo Domínguez. En el último ejercicio, esta sociedad facturó 60.000 euros a la textil.

Además, Adriana Domínguez controla la mayoría de una segunda sociedad participada por Adolfo Domínguez “cuya actividad prevista consistiría en la explotación de tiendas” de la cadena, aunque, según especifica el informe de gobierno corporativo, no inició ninguna actividad.

Empleado, socio y cuñado

El hermano de Elena González, cuñado de Adolfo Domínguez, también mantiene fructíferas relaciones con la empresa insignia de la familia. Carlos González Álvarez es socio de Aloya Tiendas S.L., sociedad que explota en régimen de franquicia en A Coruña una tienda de Adolfo Domínguez.

Durante el último ejercicio, la textil llevó a cabo operaciones con Aloya Tiendas y con el propio Carlos González por valor de 158.000 euros. El cuñado del diseñador es también empleado del grupo, en el que lleva a cabo labores de desarrollo de franquicias.

Arquitectura familiar


Adolfo Domínguez SA también ha aumentado la cuenta de ingresos de la hermana del modisto ourensano, Laura Domínguez Fernández. La sociedad Sestrese S. L., de la que posee una participación mayoritaria, facturó a la textil 55.000 euros en el último ejercicio por trabajos de arquitectura en establecimientos de la firma.

Laura Domínguez es también empleada de la cadena de su hermano. Al igual que en el resto de los casos, el informe remitido a la CNMV especifica que los contratos con Sestrese S. L. se realizaron “en condiciones normales de mercado”.

Versos sueltos


En este punto finalizan los negocios de la compañía con empresas vinculadas a los familiares del matrimonio formado por Adolfo Domínguez y Elena González recogidos en el informe de gobierno corporativo, pero el área de influencia de la familia Domínguez llega mucho más lejos.

Bimba&Lola, la empresa fundada por las sobrinas de Adolfo Domínguez, María y Uxía, navega por libre con buen rumbo. En su cuenta de resultados de febrero de 2012 logró un beneficio de explotación de 13,8 millones de euros, un 55% superior a los 8,9 millones declarados un año antes. El beneficio neto siguió una evolución similar, elevándose hasta los 9,7 millones, con un alza del 46,9% sobre los 6,6 millones de ganancia neta obtenida en el ejercicio cerrado en febrero de 2011.

También parecen irle bien las cosas a Textil Lonia (Carolina Herrera y Purificación García), la empresa que fundaron los hermanos de Domínguez tras romper con él y cuyos talleres en Ourense están ubicados a pocos minutos de los del empresario que puso de moda la arruga.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad