Adolfo Domínguez y su hija, Adriana Domínguez, consejera delegada de la compañía / EFE

Adolfo Domínguez recorta otro centenar de tiendas para ser rentable

La compañía que dirige Adriana Domínguez reduce a la mitad los números rojos tras dar un vuelco a su red de tiendas, 94 menos que hace un año

Adolfo Domínguez da otro paso en el largo camino que recorre la compañía para volver a la rentabilidad tras encadenar prácticamente una década de números rojos. La empresa que dirige Adriana Domínguez, hija del diseñador ourensano, cerró los primeros nueve meses de su ejercicio fiscal con unas pérdidas de 3,2 millones, lo que equivale a reducir a menos de la mitad el resultado negativo de 7 millones del mismo periodo del ejercicio anterior.

El nuevo equipo directivo diseña una Adolfo Domínguez más pequeña, pero más rentable, tras recortar 94 tiendas en el último año, 125 puntos de venta desde 2016. El vuelco en la red de establecimientos, por primera vez con más peso de las ventas internacionales que del mercado doméstico, ha permitido mejorar notablemente la rentabilidad. Eso indica el avance de todos los márgenes y un importante incremento de la liquidez. La textil tiene 3,5 millones en caja, un 160% más que hace un año.

Las ventas caen levemente

Además de los costes de la reestructuración de las tiendas, en el resultado han impactado negativamente la climatología y el tipo de cambio, según indica la compañía. Las ventas se situaron en los 75,8 millones, un 2,6% menos que en el pasado ejercicio. México es el primer mercado internacional de la compañía, con 127 puntos de venta en territorio azteca, frente a los 207 que tiene en toda Europa.

Las ventas en tiendas comparables, es decir, sin tener en cuenta aperturas, cierres, reformas ni cambios en el sistema de gestión de tiendas, aumentaron un 8,7% respecto; y a tipo constante lograrían una mejora del 10,7%. “La optimización de la red comercial ha contribuido al aumento del 10,7% de las ventas comparables a tipo constante en los primeros nueves meses del ejercicio con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior y con 94 puntos de venta menos”, dice la compañía en la presentación remitida a la CNMV.

Mejora de márgenes y ebitda

El margen bruto ha sido de 46 millones y representa un 60,6% de la cifra de ventas, lo que supone una mejora de 1,1 puntos porcentuales frente al mismo periodo del ejercicio anterior. El ebitda es todavía negativo por valor de 1,1 millones, pero da un salto cualitativo importante desde los números rojos de 4,1 millones del mismo periodo del año anterior. “Este aumento se debe, principalmente, al incremento de la productividad en las tiendas y a la disminución de los gastos operativos por la optimización de la red comercial”, dice Adolfo Domínguez.

La empresa está revalorizándose en bolsa un 3,25% tras la presentación de resultados.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad