Adolfo Domínguez plantea un ERE a 50 empleados de la central de Ourense

stop

Fuentes de la compañía indican que su plan de impulso pasa por el mercado exterior, donde prevén abrir 40 tiendas este año. Las mismas que se cerraron en España en 2011

Adolfo Domínguez

10 de mayo de 2012 (19:08 CET)

A Adolfo Domínguez le va mejor fuera de España que dentro. Después de comunicar hace escasos días que cerró el 2011 con unas pérdidas de más de nueve millones de euros, la empresa ha informado a los trabajadores de su sede central en Ourense que prepara un ERE de extinción de 50 empleados, el 2% del equipo, incluido personal de tiendas.

Fuentes de la empresa fundada por el modisto gallego indican que todo esto está enmarcado dentro del plan de reajuste que tienen y que pasa, a grandes rasgos, por cerrar las tiendas que no aportan beneficios --en su mayoría en España-- y apostar por la apertura de nuevas franquicias en zonas en las que sus productos están creciendo. Los mercados de América Latina, Asia y Oriente Medio. El ERE de Ourense es una medida de “racionalización de costes”

Ligar el 15% del salario a los beneficios

Los trabajadores de la planta ourensana han recibido un mazazo considerable por parte de la compañía. Además de plantear el ERE a 50 personas, la textil también propone al comité de empresa la variabilización del 15% del salario del equipo ligándolo a la obtención efectiva de beneficios por parte de la compañía, que el pasado año duplicó sus números rojos.

La sombra del ERE no es nueva. De hecho, los trabajadores de Adolfo Domínguez tienen parado de momento el pago de la extra que perciben en marzo. Desde la compañía se limitan a contestar que “la retribución se aplazó y, de momento, sigue aplazada”.

Paga extra en el aire


Según recoge el portal modaes.es la mitad de la paga extra de Navidad se abonó a los trabajadores en diciembre, y la otra mitad en febrero. En aquel momento, el comité de empresa aceptó la decisión de la compañía para evitar que se llevase a cabo un ERE. De poco ha servido en la planta de Ourense.

Fuentes de la compañía informaron a Economía Digital que la empresa sigue adelante con su plan de impulso, que mira más hacia los mercados exteriores que hacia España. De hecho, a pesar del expediente de regulación de Ourense planea abrir 40 tiendas en el extranjero este año.

El año pasado cerró 56 puntos de ventas, 43 estaban en España.
 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad