Adolfo Domínguez y su hija, Adriana Domínguez, consejera delegada de la compañía / EFE

Adolfo Domínguez gana más con los perfumes de Puig que vendiendo ropa

La textil ourensana logrará casi dos tercios de su beneficio operativo con los 'royalties' de Puig por la comercialización de sus perfumes

Adolfo Domínguez ve la luz al final del túnel. Desde que entrase en números rojos en el año 2016, la compañía ha dado un vuelco a su cúpula, nombrado a Adriana Domínguez como consejera delegada y ha aplicado un tijeretazo sobre sus tiendas menos productivas con un objetivo: regresar a beneficios. Tras quedarse a las puertas de esta meta el año pasado (recortó sus pérdidas hasta el medio millón de euros, la décimotercera parte que en 2017), los analistas prevén que la textil ourensana dé carpetazo a cuatro años en rojo y vuelva a cosechar un resultado neto positivo en 2020.

Así lo estima la casa de análisis Lighthouse, que vaticina unas pérdidas de 100.000 euros en 2019 y un beneficio de un millón de euros en 2020 gracias a la propia recuperación de las ventas del textil como por el tirón de otro de los filones de Adolfo Domínguez: los ingresos por royalties por la producción de perfumes y cosméticos para Puig.

Solo por esta vía ha percibido unos 1,5 millones de euros anuales en los últimos cinco años, pero según Lighthouse, esta cantidad se situará en los "3 millones de euros" al año en el periodo 2019-21.

Los perfumes tiran de los resultados

El cobro de royalties procedentes de Puig, que, además, es el segundo máximo accionista de Adolfo Domínguez al contar con una participación del 14,8%, frente al 31,5% de su fundador, será el factor que más mueva la rentabilidad del grupo en los tres próximos años.

“El cobro de royalties de Puig (...) representa el 65% del EBIT [del periodo] 2019-2021”, asegura Lighthouse, que vaticina que Adolfo Domínguez pasará de contar con un beneficio antes de intereses e impuestos de 1,3 millones de euros en 2019 a uno de 3,3 millones en 2021. De los 7,1 millones de euros que se anotará en esta rúbrica de su cuenta de resultados en el periodo 2019-21, alrededor de 4,6 millones se corresponderán a estos royalties.

Los riesgos en 2020

Los analistas de Light House prevén que Adolfo Domínguez, además de contener sus gastos, logre elevar su facturación en un 0,6% este año y otro 2,2% en 2020, hasta los 118,3 millones de euros. Sin embargo, esta hoja de ruta no está exenta de piedras en el camino. 

El brexit, la guerra comercial, el enfriamiento de la economía y su dependencia de El Corte Inglés y la mexicana Palacio del Hierro, en donde se ubican el 60% de sus córners en grandes superficies son los principales riesgos a los que se enfrenta Adolfo Domínguez, según el equipo de Lighhouse. A ellos se une el acercamiento al vencimiento de su contrato con Puig, que fue renovado por última vez en 2009. Este expira en 2023 y desde la casa de análisis deslizan la posibilidad de que no se renueve después de que la firma barcelonesa retirase a su único miembro en el consejo de administración de la firma ourensana (José Luis Nueno, que cesó como consejero en noviembre de 2016).

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad