Adolfo Domínguez dobla su apuesta en Turquía mientras cierra tiendas en España

stop

La compañía ourensana abrirá una nueva franquicia en Ankara en marzo

Adolfo Domínguez durante una junta de accionistas | Rosa Veiga (EFE)

11 de enero de 2014 (23:40 CET)

Adolfo Domínguez ha diseñado un cambio de rumbo en su estrategia comercial con el objetivo de corregir los números rojos que cierran sus balances de los últimos años. La sociedad textil registró unas pérdidas entre el 1 de marzo de 2012 y el 28 de febrero de 2013 que sobrepasaron los 23 millones de euros. Mientras que en el primer trimestre fiscal del pasado año, la última comunicación de la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, perdió 2,5 millones.

Se ha amortiguado la caída y se ha cambiado la estrategia. El plan de mejora de la compañía pasa por ajustar su red en España e impulsar el mercado exterior. En este desarrollo tiene un lugar reservado Turquía, donde la firma de moda inaugurará un nuevo establecimiento en marzo, si las previsiones no fallan.

Llegada a la capital

El desembarco de Adolfo Domínguez en el país turco se produjo en 2010 cuando abrió su primera tienda en Estambul. En los últimos años ha seguido con su proyecto de expansión en mercados estratégicos operando siempre a través de franquicias. En 2012 abrió su segundo establecimiento también en Estambul, mientras que para marzo de este año está previsto el aterrizaje en la capital, Ankara.

La apuesta turca, donde sigue evaluando potenciales socios franquiciados, se suma a la inauguración el pasado año de tres tiendas en franquicia en México y a una apertura en Ginza, en Japón, donde había cerrado previamente un establecimiento en Tokio. Los beneficios de la internacionalización de la empresa son uno de los síntomas positivos que reflejó su balance de resultados. Las ventas fuera de España y Portugal representaron en el último ejercicio completo de la compañía un 36,7%, lo que reportó a la textil el 28,1% de sus ingresos. El dato supuso un incremento del 13,8% respecto al año anterior.

Ayudas del Igape

La expansión de la compañía seguirá, pero midiendo al milímetro cada paso. Adolfo Domínguez intercambia piezas para detectar mercados en crecimiento. Entre ellos Turquía o México. El pasado año inauguró establecimientos en China y Venezuela, mientras que cerró hasta seis repartidos entre Brasil, Guatemala y Francia.

Para su estrategia de internacionalización contará con el respaldo del Igape, que concedió dos subvenciones a la compañía el pasado año. El organismo dependiente de la Consellería de Economía aportó 29.749,31 euros en concepto de ayuda para la “realización de actuaciones y estrategias de promoción económica e internacionalización” en diciembre de 2013, en el marco del Plan Estratéxico do Téxtil, Visión 2020.

En septiembre otorgó a Adolfo Domínguez otros 15.000 euros para como “incentivo a proyectos de inversión empresarial”.

Cierres en España

Mientras la textil intenta cuadrar las piezas en el mercado exterior, continúa cerrando puertas en el Estado. El propio Domínguez reconoció en la junta de accionistas celebrada en julio que la empresa está en pleno proceso de “racionalización” de su red española. "Se ha decidido proceder a la revisión y, en su caso, al cierre de aquellos establecimientos no estratégicos, en los que no se prevea generar ebitda positivo en el corto y medio plazo”, explicó el modisto ourensano.

El grupo gallego echó el cierre en 12 tiendas repartidas por España y Portugal durante el primer trimestre de su ejercicio fiscal 2013-2014, que se suman a los 39 puntos de venta clausurados a lo largo de 2012. En su último balance anual, contaba con un total de 430 establecimientos, frente a los 469 del año anterior.

Estos puntos de venta se repartían en 343 tiendas propias (367 un año antes) y 87 franquiciadas, la mayoría corners en El Corte Inglés
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad