Adolfo Domínguez dispara sus pérdidas en 2012 hasta 24,1 millones de euros

stop

La textil destaca, no obstante, el crecimiento en el mercado exterior

Adolfo Domínguez

30 de abril de 2013 (20:52 CET)

A excepción de Inditex, el textil no levanta cabeza. Adolfo Domínguez registró unas pérdidas en 2012 que se elevan hasta los 24,1 millones de euros. Más de 14 millones por encima de los números rojos con los que cerró el ejercicio anterior. Sin embargo, se aferra a la esperanza: las ventas en el exterior se han incrementado el 13,8%.

La compañía del modisto ourensano ha indicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que el aumento de sus pérdidas se debe a la política comercial llevada a cabo, la gestión de los stocks y la absorción de la subida del IVA en España.

Plan de mejora

Las ventas del grupo han caído ligeramente con respecto a 2011, pasando de 153.102.150 euros a 148 millones de euros. También su resultado bruto de explotación se cerró con más de 32 millones en negativo, frente a los 10,76 millones en números rojos del ejercicio pasado.

Precisamente, 2012 ha sido el año en el que Adolfo Domínguez ha comenzado a aplicar un ambicioso plan para revertir la complicada situación en la que se encuentra. Los ejes de su estrategia pivotan sobre el fortalecimiento del mercado exterior, el cierre de tiendas en pérdidas y un profundo proceso de ajuste, que llevó a recortar el sueldo de sus empleados durante unos meses.

Entre tiendas propias y franquicias, tanto en España como en el extranjero, la cadena de moda suma 695 establecimientos, 26 menos que hace un año.

Caída de las ventas

La situación es de todo menos halagüeña. En las comunicaciones enviadas a la CNMV, la textil indica que “en los últimos ejercicios, la actividad del grupo se ha visto afectada por la desfavorables evolución del ciclo económico y por la situación de recesión que atraviesa el sector que opera, considerando que una parte significativa de los productos que diseña y comercializa tiene como destino final el mercado de la moda en España”.

El deterioro en el mercado español es patente. Ejemplo de ello es que las ventas de modisto gallego han caído el 21,4% en los últimos cuatro años. Con todo, según los datos aportados al supervisor de los mercados, la deuda contraída con las entidades bancarias se redujo en 2012, quedando establecida en 27,48 millones de euros.

Crecimiento exterior

Sin embargo, en medio de toda la tormenta que rodea a Adolfo Domínguez hay un rayo de sol. La apuesta por la internacionalización comienza a dar tímidos frutos. Las ventas totales del grupo fuera de España y Portugal ya representan un 36,7%; un 28,1% del total de los ingresos debido al modelo de franquicia empleado en la expansión exterior.

“Estas cifras suponen un incremento del 13,8% respecto a las registradas en el ejercicio anterior y ponen de manifiesto la positiva evolución que está teniendo el proyecto de internacionalización de la firma. Ejemplo de esta progresión es la importancia creciente de países, como México y Japón, en la facturación del grupo", indican.

La plantilla no se ha sorprendido por lo abultado de los números rojos. “Esperábamos un resultado así. Aunque sabemos que la situación es mala, es cierto que estamos notando un mayor movimiento y que las cosas están yendo mejor en el exterior, aunque el objetivo es que las ventas fuera de España lleguen al 50% de la facturación”, comentan.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad