Adolfo Domínguez cierra acuerdos de financiación con bancos por 31,6 millones

stop

La empresa del modisto ourensano asegura que esta cantidad dará “estabilidad financiera a la empresa” que cerró el 2011 con 9 millones de pérdida

Adolfo Domínguez

10 de julio de 2012 (21:40 CET)

El grupo textil gallego Adolfo Domínguez ha firmado un conjunto de contratos de financiación con “sus bancos de referencia” por un importe total de 31,6 millones de euros, según informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La firma del modisto ourensano asegura en su comunicación que estos acuerdos contribuirán a dotar de estabilidad financiera a la empresa y le permitirán desarrollar su plan de negocio.

Pérdidas en 2011


Lo cierto es que desde hace dos ejercicios la textil entró en pérdidas. En 2010 sobrepasaron los 4 millones de euros. Sin embargo, el mazazo vino en 2011 cuando registró unos números rojos de más de 9 millones. Con el objetivo de llevar a cabo una serie de recortes, la empresa apostó por aplicar al conjunto de la plantilla una reducción de su sueldo que llegó, en algunos casos, al 15%, con la promesa de que los emolumentos se irían recuperando según mejorase la producción.

En concreto, Adolfo Domínguez ha firmado contratos de financiación bilaterales a largo plazo, en virtud de los que refinancia a seis años un importe de 3 millones de euros y a otros siete años 14,2 millones de euros.

Líneas de importación

Asimismo, ha rubricado contratos de préstamo de carácter bilateral a cinco años por un importe de 10 millones de euros, que han sustituido parte de las pólizas de crédito a corto plazo que la sociedad mantenía hasta la fecha.

De igual forma, ha firmado líneas de crédito bilaterales con las que renueva a dos años las restantes pólizas de crédito que tenía por total de 4,4 millones de euros.

Por último, Adolfo Domínguez ha pactado con sus bancos el mantenimiento de las líneas de importación y 'confirming' de la firma hasta junio de 2014.

Plan de negocio

El plan de negocio de la empresa, pasa por cerrar en España las tiendas que no sean rentables y abrir en este año 40 nuevos puntos de venta en el exterior, con el foco puesto en los mercados de Latinoamérica, Asia y Oriente Medio.

Del mismo modo, la textil apuesta por el desarrollo del negocio online, que aseguran está dando un buen resultado en los mercados español y portugués. La compañía quiere lanzar esta nueva modalidad de venta en otros países.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad