Adolfo Domínguez alcanza el centenar de tiendas cerradas en España

stop

En poco más de dos años, la textil ha eliminado 104 puntos de venta, pero ha aumentado sus franquicias en el extranjero

Establecimiento de Adolfo Domínguez

01 de noviembre de 2014 (15:44 CET)

El punto de inflexión para Adolfo Domínguez fue 2012. Al menos, eso dicen los números. Cerró aquel ejercicio con pérdidas de 24 millones y decidió cambiar de rumbo antes de que el barco se fuese a pique. El propio modisto ourensano reconocería a los accionistas que no se podía seguir así, que había que eliminar las tiendas no rentables de la península porque España y Portugal a duras penas se mantenían en pie ante el empuje de la crisis. El plan, básicamente suprimir los puntos de venta no estratégicos y acertar con el mercado exterior, iba en serio.

Desde entonces, se han suprimido 104 establecimientos, entre tiendas y franquicias, de Adolfo Domínguez en España. En febrero de 2012, y según consta en los informes financieros que la compañía remite a la CNMV, tenía 721 puntos de venta en el mundo, con 368 tiendas y 101 franquicias en España. Ese fue el último año que la textil incrementó su red, pasando de los 665 establecimientos en el mundo en 2011 a 721 al año siguiente, es decir, 56 nuevas aperturas.

España acapara todo el recorte

Pero a partir de ese año Adolfo Domínguez sacó las tijeras. De esa red de 721 puntos de venta entre tiendas y franquicias quedaban el 31 de agosto de este año, cierre del primer trimestre de su ejercicio fiscal, 623. El recorte se produjo casi exclusivamente en España, mientras que en el extranjero la compañía se limitó a intercalar cierres con aperturas, redireccionando su estrategia hacia lo que consideraba mercados con mayor potencial. Entre ellos ocupa un papel destacado México y, así como Oriente Medio y Lationoamérica.

España fue otra cosa. La red actual se componía a cierre del primer trimestre de 296 tiendas y 69 franquicias. En los dos últimos años, por tanto, se suprimieron 104 puntos de venta respecto a los 469 que había en 2012. El grueso del recorte fue en los establecimientos propios, 72 menos. Mientras que las franquicias españolas se redujeron en 32.

En el exterior en cambio, las franquicias han aumentado en estos dos años, pasando de 121 a 135. Las tiendas de gestión propia en el extranjero, en cambio, se redujeron ligeramente. Hay ocho menos que a comienzos de 2012.

Empleo


Si los cierres no son una buena noticia, nadie podrá negarle a Adolfo Domínguez que la estrategia parece dar resultado. Registró unas pérdidas de 5,05 millones de euros en los seis primeros meses de su ejercicio fiscal (de marzo a agosto), lo que supone recortar en un 45,1% los números rojos contabilizados un año antes y situarse, desde luego, muy lejos de los 20 millones en pérdidas de 2012.

Más difícil de medir es el impacto en el empleo de los cierres, ya que la compañía no remite la información segmentada, es decir, ofrece los datos de todos sus empleados y no solo los de las tiendas españolas. La plantilla media se situaba en febrero de 2012 en 2.063 empleados, según estos datos, mientras que en agosto de 2014 se había reducido a 1.552.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad