Adolfo Domínguez activa una ampliación de capital tras perder 23 millones de euros

stop

La textil convoca junta general de accionistas en Ourense este julio

Adolfo Domínguez

08 de junio de 2013 (02:01 CET)

La crisis de consumo ha afectado de forma significativa al textil español: Blanco, Caramelo y también Adolfo Domínguez entre muchos otros. Sin embargo, lejos de derrumbarse, el grupo del modisto ourensano lucha por salir a flote. El próximo 11 de julio tendrá lugar una junta general de accionistas en el que se votará delegar en el consejo de administración la facultad de ampliar el capital social de la empresa durante un plazo de cinco años.

Si así lo aprueban los accionistas, el máximo órgano de dirección tendría también capacidad para excluir el derecho de suscripción preferente en caso de ampliación de capital, lo que podría favorecer la entrada de nuevos socios.

Compensar las pérdidas

La decisión se ha tomado tras varios ejercicios cerrando en rojo. Según los datos comunicados a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la sociedad textil registró unas pérdidas entre el 1 de marzo de 2012 y el 28 de febrero de 2013 que sobrepasaron los 23 millones de euros.

Esa misma cantidad es la que Adolfo Domínguez quiere compensar con ampliaciones de capital en ejercicios posteriores.
La empresa propondrá en la junta de accionistas que el consejo de administración de la textil, presidido por el propio Adolfo Domínguez, tenga facultades para aumentar el capital social sin previa consulta de la junta general, “una o varias veces y en cualquier momento en el plazo de cinco años”.

Responder a las circunstancias del mercado

La cantidad máxima permitida legalmente será de 2,7 millones de euros, “cifra que se corresponde con la mitad del capital social en el momento de la autorización, mediante la emisión de nuevas acciones ordinarias”.

“El Consejo podrá fijar los términos y condiciones del aumento de capital”, indica la firma en su comunicación a la CNMV. Con esta medida se pretende dotar al organismo “de un instrumento que le permita responder ágilmente a las necesidades que puedan presentarse en la sociedad con motivo de las circunstancias del mercado”.

NCG en el capital

En la actualidad, Adolfo Domínguez posee un 31,9% del capital de la empresa, mientras que el segundo accionista de la sociedad es Antonio Puig. El Fondo de Regulación Ordenada Bancaria (FROB) posee un 4,9% de la firma a través de NCG, una participación que entra dentro de la cartera de desinversiones marcada por Bruselas para la entidad nacionalizada.

Por otro lado, a pesar de los números rojos, este no ha sido mal año para los consejeros de la empresa ourensana. Los miembros del consejo y alta dirección cobraron 1,03 millones de euros en 2012, lo que supone un aumento del 5,4% respecto al año anterior, según los datos del informe de gobierno corporativo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad