Adiós al icono y cofundador de Apple

stop

35 AÑOS DE TRAYECTORIA

Steve Jobs

06 de octubre de 2011 (08:36 CET)

El cofundador y ex consejero delegado de Apple, Steve Jobs, ha fallecido a los 56 años de edad en Los Angeles,California, tras sufrir durante siete años un cáncer de páncreas que ya le obligó en diversas ocasiones a abandonar su cargo.

En sus últimas comparecencias, el icono de la multinacional de Copertino presentaba una imagen algo desmejorada hasta que el 25 de agosto Jobs anunciaba su retirada definitiva: "si un día no puedo cumplir con mis obligaciones, me retiraré y ese día ha llegado".

Jobs dejaba en manos de Tim Cook el futuro de Apple. Su decisión sacudió los cimientos de la empresa norteamericana ya que muchos le atribuyen directamente sus grandes éxitos comerciales. El creador de productos como el iPod, el iPhone y el iPad, que han conseguido cambiar los hábitos de consumo de diversas generaciones, se despedía tras una carrera impecable.

Su muerte ha causado conmoción en diversos ámbitos. La compañía a la que dedicó gran parte de su vida ha querido reflejar su agradecimiento a Jobs en un comunicado. "Steve ha muerto en paz, rodeado por su familia", ha anunciado Apple, al tiempo que ha adelantado que habilitará una página web para todos aquellos que quieran rendir el último homenaje a Jobs, considerado uno de los empresarios más brillantes de su generación.

"La inteligencia, pasión y energía de Steve fueron la fuente de las innumerables innovaciones que han enriquecido y mejorado todas nuestras vidas. El mundo es mucho mejor gracias a Steve", reconoce Apple.

Trayectoria de Jobs

En la década de los setenta, Jobs, que abandonó los estudios universitarios, fundó Apple Computer con su amigo Steve Wozniak, con el que creó el primer ordenador de la compañía. Sin embargo, una década después, este éxito fue determinante para convertir a la empresa en un principal actor del mercado.

A pesar del reconocimiento, las complicadas relaciones de Jobs con los altos cargos de la compañía le llevaron a su despido en 1985. Como consecuencia de ello Apple se desmoronó, aunque fue reflotada por el propio Jobs en 1997, cuando NeXT, la compañía que fundó tras su despido, la compró.

En apenas unos años consiguió ser consejero delegado, cargo que la empresa le otorgó de forma indefinida. El éxito del IPhone en 2007 consolidó su liderazgo internacional en el mercado de las tecnologías. También consiguió revolucionar la animación en el cine con su otra compañía, Pixar.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad