Adif y Aena optan por grupos foráneos para sus obras en Galicia

stop

Los casi 90 millones adjudicados en 2013 por ambos organismos públicos apenas recayeron en empresas gallegas

Ana Pastor, ministra de Fomento, en las obras de la estación del AVE en Vigo | EFE

15 de mayo de 2014 (20:14 CET)

El relativo y sutil equilibrio que durante los últimos años han mantenido diferentes administraciones públicas a la hora de licitar obras en Galicia, primando la participación de empresas gallegas en los concursos, se rompe si se analizan algunos de los organismos públicos que son tractores de la adjudicación de obra. Es el caso del gestor de infraestructuras ferroviarias, Adif, o el de navegación aérea, Aena. En ambos casos, con prácticamente 90 millones de euros licitados en 2013 entre los dos organismos, que se reparten en un total setenta obras, apenas se registran adjudicatarios gallegos.

Adif licitó el año pasado 64 obras por importe de 84,4 millones, de los que un 62% recayó en tres empresas y ninguna de capital gallego: Sacyr, la portuguesa Neopul Sociedade de Estudos e Construçoes y la madrileña Dimetronic, ahora en manos de Siemens. A pesar del parón inversor en las obras del AVE a Galicia, esta infraestructura se lleva los grandes volúmenes de obra adjudicada durante el año pasado, y en buena medida son grandes grupos con músculo financiero los que optan a este tipo de proyectos.

Sin presencia

Tecsa y Dragados, ambas del grupo ACS, y FCC fueron las siguientes en el particular ranking de adjudicaciones de Adif durante 2013. De acuerdo con el análisis anual de la patronal gallega de la construcción, hay que descender al puesto número trece para encontrar la primera firma gallega, Copasa, que contrató obras con el grupo público por apenas 400.000 euros.

Prácticamente el mismo guión no escrito siguió Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea. El organismo dependiente del Ministerio de Fomento sacó a concurso y resolvió contratos por 2,7 millones de euros, correspondientes a 16 obras. El poco volumen licitador frente a otros años tuvo como consecuencia que el 96,5% de toda la obra adjudicada por AENA el año pasado recayó en la división de servicios industriales y energéticos de FCC.

Copasa, habitual de lo más alto del ranking, desaparece en esta ocasión de la lista de adjudicatarios de AENA, pero se mantiene, eso sí, entre las tres principales licitadoras directas del Ministerio de Fomento. La constructora ourensana logró tres obras por importe de 4,9 millones, algo más del 15% de todo lo adjudicado por el departamento que dirige Ana Pastor.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad