Adif se salta las normas de contratación del sector público, según sus auditores

stop

Los interventores advierten que "han constatado infracciones, al ejecutarse determinadas obras de infraestructura sin la necesaria cobertura legal"

Gonzalo Ferre, presidente de Adif

en A Coruña, 21 de septiembre de 2015 (20:25 CET)

Adif, el ente gestor de infraestructuras ferroviarias y responsable de la implantación del AVE, va demasiado deprisa, a ojos de sus auditores, nada menos que la Intervención General del Estado. Tan rápido va que se salta, literalmente, las normas de contratación del sector público. Así lo aseguran los interventores en el informe, con salvedades, que emiten a las cuentas del organismo dependiente de Fomento correspondientes a 2014.

Si fuera una empresa cotizada habrían saltado todas las alarmas tras el informe de auditoría a sus cuentas elaborado por la Intervención General del Estado.  El presidente de la entidad pública empresarial, Gonzalo Ferre Moltó, tendrá que tomar buena nota de las advertencias, cuya contundencia es más que explícita.

Sin cobertura legal

Por ejemplo, el interventor del Estado señala que "en la realización del trabajo se han constatado infracciones de normas de contratación del sector público, al ejecutarse determinadas obras de infraestructura sin la necesaria cobertura legal". A los auditores también les llama la atención que se realizan "anticipos a proveedores de inmovilizado al margen de los supuestos y requisitos previstos en las normas aplicables".

Y donde los interventores detectan la herida también aluden a la medicina que, al parecer, aplican los técnicos de Adif. "En el ejercicio 2014 se ha iniciado un proceso de regularización de las situaciones descritas, figurando el efecto en cuentas de las obras que quedan pendientes de regularización al cierre del ejercicio". "Esta cuestión", aclaran, "no modifica nuestra opinión" de auditoría, que es favorable, con salvedades.

Efectos contables

¿Y cuál es ese efecto en las cuentas de Adif? ¿Cuáles son los importes de las obras que están pendiente de regularización? Pues, según las mismas cuentas, nada menos que casi 104 millones de euros. Los propios gestores de Adif señalan que "en el ejercicio 2014 la entidad ha reconocido como mayor valor de la obra en curso la mejor estimación disponible de aquellas obras ejecutadas y pendientes de certificar a 31 de diciembre de 2014 derivadas de incidencias contractuales pendientes de formalizar por valor de 103,8 millones de euros". Los anticipos concedidos a proveedores y no formalizados contractualmente se situaban a cierre del año pasado en otros 116,5 millones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad