ADIF desconoce cuándo podrá dar el nombre de los imputados al juez

stop

La asesoría jurídica del administrador ferroviario evalúa quienes son las personas señaladas por Aláez

21 de agosto de 2013 (11:36 CET)

La asesoría jurídica del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) evalúa como dar cumplimiento al requerimiento del titular del Juzgado de Instrucción Número 3 de Santiago de Compostela, Luis Áláez, para que pueda tomar declaración en calidad de imputado “a la persona o personas de ADIF responsables de la seguridad en la circulación en el tramo de la línea ferroviaria que une las estaciones de Ourense y Santiago a fecha 24 de julio”. Todo ello en relación a la investigación sobre el accidente ferroviario que costó la vida a 79 personas y dejó un saldo de más de 150 heridos.

En declaraciones a EP, fuentes de ADIF han reconocido que aún no saben cuándo podrán enviar al juez la información requerida ni cuándo podrán detallar quiénes son las personas responsables de la seguridad.

"No está claro"

“La asesoría jurídica está evaluando el auto, porque no está muy claro qué personas son las que el juez pide y se está viendo con el juzgado”, han indicado las fuentes consultadas. En concreto, el juez requiere un informe de quiénes integran el órgano responsable en materia de seguridad en la circulación “con indicación de las capacidades o facultades de cada una de ellas en la toma de decisiones”.

Una vez que se aclaren estos extremos y ADIF pueda precisar los nombres de los responsables de seguridad, Aláez podrá señalar una fecha para la declaración, que justifica apelando a la posible existencia de “omisiones cautelares elementales de quienes tienen que garantizar la seguridad de la circulación”.

Delito imprudente

El auto indica que “ante un importante riesgo”, no dotaron al sistema “de ningún recurso que lo resuelva automáticamente”.
En cualquier caso, desde ADIF ya se aseguró tras conocerse el auto judicial que esta decisión de imputar a responsables del organismo público “no es algo que se salga de lo excepcional y entra dentro de lo habitual”.

Según el auto, la responsabilidad por delito imprudente de ADIF, de haberlo, recaería porque “es claramente previsible que un descuido o desatención del maquinista podría provocar un accidente con riesgo alto, sospecha notoria al depender la maniobra de reducción de velocidad de la sola percepción del maquinista de la aproximación a la curva de A Grandeira”.

Según las diligencias previas, ADIF no ha atenuado adecuadamente ese riesgo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad