Acusan a la portuguesa Sonae de manipular las cuentas para cerrar la planta gallega de Tafisa

stop

El PSdeG detecta que se cargan costes que no corresponden a la fábrica pontevedresa y se suma a las quejas de los trabajadores

Protesta de los trabajadores de Tafisa

15 de junio de 2014 (15:18 CET)

Polémica servida. El portavoz de Industria del PSdeG, Abel Losada, ha cargado con fuerza contra Sonae Industria, propietaria de la fábrica de tableros de fibra Tafisa en Ponte Caldelas. El grupo portugués anunció hace un mes el cierre de la histórica planta alegando un alarmante descenso en las ventas que dejaba al centro sin los ingresos suficientes para cubrir los costes de producción.

Y es en este punto donde los socialistas detectan irregularidades. Según manifestó Losada, "las causas alegadas resultan incoherentes con la realidad del proceso productivo de la factoría”. Porque este es mejor. O lo sería si Sonae Industria no cargase “determinados costes a la fábrica que no se corresponden con gastos que se atribuyan a la misma", espetó el portavoz del PSdeG.

Sindicatos y políticos coinciden

La dirección de Tafisa había propuesto el despido de los 65 trabajadores de la planta, con una media de edad superior a los 50 años, aunque durante las negociaciones con el comité planteó salvar a 20 empleados, que serían trasladados a otros centros de la compañía en España previa reducción de sueldo. La plantilla, que encadenaba dos años de suspensiones temporales de empleo, coincidió con los socialistas en acusar a Sonae Industria de engordar las pérdidas de la fábrica pontevedresa con otros gastos del grupo.

Sonae Industria atraviesa una crisis notable. Perdió 99 millones en el último ejercicio, pero justificó el desmantelamiento en Ponte Caldelas por los resultados del centro, con pérdidas acumuladas de 9 millones entre 2010 y 2013. En España controla, además de la fábrica pontevedresa, las plantas de Betanzos, Valladolid (Castilla y León); y Linares (Andalucía), y tiene delegaciones comerciales en Madrid, País Vasco, Barcelona y Valencia.

Estudio de viabilidad

En medio de la guerra, el PSdeG ha presentado una proposición no de ley en la Cámara gallega en la que insta a la Xunta a "crear un grupo de trabajo que elabore un estudio de viabilidad de Tafisa y de cada una de sus líneas de trabajo, determinando las condiciones básicas para el mantenimiento de la producción".

Los sindicatos acusan a la dirección de rechazar ayudas del Igape y pensar solamente en el cierre. Mientras, Sonae Industria, sigue tirando del balance de cuentas, que refleja una reducción de la facturación del 52% en las ventas en el último trienio. Pero ese mismo balance está puesto en duda.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad