Accionistas de Pescanova se protegen ante la CNMV de posibles querellas

stop

Iberfomento desmiente también a Fernández de Sousa en un comunicado al regulador bursátil

Planta de Pescanova en Chapela (Vigo)

19 de marzo de 2013 (03:01 CET)

No hay tregua en Pescanova. Este lunes, de nuevo, un accionista empleó la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para cubrirse las espaldas ante eventuales irregularidades en las que pudiera incurrir la pesquera. El regulador bursátil ya ha anunciado, de hecho, que investiga a la multinacional por posibles indicios de abuso de mercado y se le abrirá un expediente si no presenta pronto las cuentas de 2012.

Como ya ocurrió el viernes, un gran accionista, en este caso Iberfomento --que posee una participación del 3,39%-- se desmarcó del comunicado enviado la semana pasada por Manuel Fernández de Sousa una vez celebrado el consejo de administración de la empresa. En aquella comunicación inicial, el presidente de Pescanova aseguraba que todos los miembros del consejo habían votado, “por unanimidad”, continuar con la línea emprendida para la reestructuración de la deuda.

Unas horas después de este comunicado, José Carceller (consejero de Damm) y el fondo Luxempart negaron la mayor, empleando también como canal la CNMV. Ambos accionistas aseguraron que no se había votado, en modo alguno, continuar con la línea seguida hasta el momento.

Reparto de apoyos

La comunicación de Damm y Luxempart sorprendió pues, por primera vez, de forma pública, se desmentía abiertamente a la dirección de la multinacional. Pero, si bien el comunicado sorprendía, no asombraba, ya que ambos accionistas habían pedido la revocación de Fernández de Sousa de la dirección del grupo y la diferencia de posturas entre uno y otro bando son ya patentes a estas alturas.

Pero este lunes, el mensaje de Iberfomento causó más expectación, si cabe. Y es que este fondo siempre estuvo, por lo menos hasta el momento, del lado de los partidarios de Fernández de Sousa.

Estrategia

Para algunas fuentes consultadas por este medio, la comunicación de Iberfomento a la CNMV, en la que asegura que “no votó” ninguna propuesta sobre la reestructuración de la política financiera de la compañía, no es más que “una forma de cubrirse las espaldas ante eventuales querellas”.

En el comunicado reenviado al organismo que preside Elvira Rodríguez, el secretario del consejo de Iberfomento, Fernando Herce, explica como José Antonio Pérez Nievas --presidente del grupo y consejero en Pescanova-- participó en el consejo de administración del pasado jueves, aunque tuvo que abandonarlo sin haber finalizado y sin delegar el voto.

Pérez-Nievas

“Hasta el momento de ausentarse, ni compareció el auditor de Pescanova para informar directamente al consejo, tal y como había requerido Iberfomento, ni fue tampoco votada ni sometida a votación propuesta alguna de reestructuración de la política financiera de la empresa”, asegura.

Pérez-Nievas, natural de Navarra, es un conocido empresario que cofundó, en 1979 el grupo Ceselsa, el germen de la actual Indra. También posee una participación de un 5% en el capital de Indo y un 6,9% en Natra, una multinacional de producción de chocolate, a través de la corporación Golden Limit SL.

De nuevo, consejo de administración

Mientras las disputas internas de Pescanova se siguen aireando en la CNMV, la banca acreedora se reúne este martes, de nuevo, para continuar organizándose ante la deuda de la pesquera. Algunas de las entidades más afectadas ya se provisionan antes los eventuales quebrantos por la crisis de la multinacional.

Por otro lado, los accionistas denominados rebeldes esperan a que, de nuevo, en breve, se convoque otro consejo de administración. Argumentan que la reunión del cónclave es necesaria ya que el anterior cerró en falso, al no haberse aprobado, una vez más, las cuentas de 2012.

Fuentes del grupo Damm son claras a este respecto. “Si no quieren convocar de nuevo consejo que nos digan cuál es el siguiente paso que se va a dar”, explican. “Realmente, da la impresión de que se está ocultando información, tanto a los inversores como a los pequeños accionistas”, comentan, para asegurar que desconocían el contenido del comunicado de la discordía que Fernández Sousa remitió el jueves a la CNMV.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad