Gabi, junto a su abogado, antes de declarar como imputado en el presunto amaño del partido entre el Levante y el Zaragoza. EFE

Absueltos 36 jugadores del supuesto amaño que bajó al Dépor en 2011

El Juzgado de lo Penal número 7 de Valencia considera que no existen indicios para condenar a los jugadores implicados en el Levante-Zaragoza del año 2011

Al Deportivo también se le resiste la victoria en el terreno de juego judicial. El Juzgado de lo Penal número 7 de Valencia absuelve a los 36 jugadores a los que la Fiscalía y el Deportivo de La Coruña implicaba en un supuesto caso de amaño de un partido entre el Levante y el Zaragoza que implicó el descenso del club herculino a Segunda División en la temporada 2010-11.

La Fiscalía (con el beneplácito de la Liga de Fútbol Profesional y el Deportivo) reclamaban penas de hasta dos años de cárcel para cada uno de los implicados, entre los que figuraban el jugador del PSG, Ander Herrera, o el excapitán del Atlético de Madrid, Gabi. La Audiencia de Valencia fue la encargada de reabrir una investigación cerrada en su día al considerar que existían indicios de que nueve jugadores, el técnico y el director deportivo del Zaragoza percibieron los días previos al partido una cantidad cercana al millón de euros, dinero que habría terminado en manos de los jugadores procesados del Levante, que, presuntamente, se habrían dejado ganar el partido para que el Zaragoza pudiese mantener la categoría.

Solo dos directivos condenados

“Una vez disputada la última jornada de la Liga de Fútbol, el Real Zaragoza se encontraba clasificado en el puesto 18 con 42 puntos, de tal forma que debía ganar el último partido de la competición oficial para no descender de categoría, con los perjuicios económicos y deportivos que ello suponía, especialmente los primeros (...) dado que una vez finalizada la liga se vio abocado a presentar concurso de acreedores por su nefasta situación económica”, aseguraba la Fiscalía, que ahora se topa con la oposición del juez.

El titular del Juzgado de lo Penal número 7 de Valencia, Manuel Aleis, solo ha condenado a dos directivos del conjunto aragonés por falsedad en documento mercantil: Agapito Iglesias (antiguo propietario del club) y el consejero Francisco Javier Porquera, que afrontan penas de un año y tres meses de prisión. En ambos casos, la condena se corresponde a las nóminas que hicieron firmar a los jugadores del conjunto aragonés para justificar la salida de 1,7 millones de las arcas del club.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad